El camino que triunfa en Alemania

Toño Pérez explica a sus compañeros la historia de la fábrica láctea de Brieves. / D. S. FUENTE
Toño Pérez explica a sus compañeros la historia de la fábrica láctea de Brieves. / D. S. FUENTE

El grupo de montaña Estoupo reclama mejoras en la ruta que une la vía Primitiva de Salas con la de la Costa, en Almuña

DAVID SUÁREZ FUENTE BRIEVES.

El grupo de montaña Estoupo de Luarca recorrió ayer en Valdés 17 kilómetros del Camino Real de Concilleiro, que une la ruta Primitiva en Salas con el camino de la Costa en Almuña. Lo hicieron para reivindicar la limpieza y señalización de esta vía histórica del Camino de Santiago que transcurre por el interior del concejo y que «está muy olvidada», dijo Celestino Fernández, presidente del colectivo. El principal problema de esta vía se encuentra en el concejo de Salas, donde la parte que pasa por el municipio permanece cerrada. Es un tramo de unos cinco kilómetros que impide a los peregrinos tomar esta ruta alternativa en dirección al camino costero.

El tramo desde Brieves lo hicieron medio centenar de montañeros, que no quisieron perderse la oportunidad recorrer un camino que «es muy conocido en Alemania», explicó Miguel Ángel Álvarez. Explicó a sus compañeros que en el siglo XIX un grupo de alemanes realizó esta ruta hacia Santiago describiendo con pleno detalle el recorrido, que es seguido hoy en día por muchos turistas germanos que deciden tomar esta senda del Camino.

Los montañeros salieron de Brieves pasadas las nueve de la mañana, lo hicieron no sin antes disfrutar de los elementos arquitectónicos como capillas, casonas o arcos, que destacan en este histórico pueblo a orillas del río Esva. Saltar el cauce del río es precisamente uno de los grandes inconvenientes de esta senda, ya que antiguamente en el trazado original un barquero «se encargaba de cruzar mercancías y peregrinos», dijo Miguel Ángel Pérez, que se encargó de guiar a los montañeros un kilómetro río arriba para pasar el puente y dirigirse dirección a San Feliz, para continuar por Lago y Ambasvías en dirección a Almuña, pasando por San Antón de Concilleiro.

Una ruta que «es conocida como la de los hospitales», comentaba Toño Pérez, quien recordó la existencia de dos centros hospitalarios en Faedo y Ambasvías. Se encargó enseñar a sus compañeros la historia de algunos elementos que enriquecen el trazado, como la fábrica láctea de Brieves, que dio trabajo a 65 empleados durante 28 años, la capilla de Santa Isabel en San Feliz o la casa de este mismo pueblo donde pasaba grandes temporadas la poeta valdesana Nené Losada Rico.

Lamentablemente se trata de un camino sin señalizar y con zonas sin limpiar que «debería impulsar», subrayó Mercedes Acevedo, tesorera de la Asociación de Vecinos Los Arcos de Brieves. Considera que con la rehabilitación de este camino «se daría un impulso turístico y económico a la zona». También aprovechó la ocasión para reivindicar la continuación de la senda de las hoces del Esva de Paredes a Brieves, donde «el recorrido y los paisajes son espectaculares».

Con esta ruta con la que el grupo de montaña comienza el año se da por cerrado el recorrido de todo el Camino de Santiago a su paso por el concejo, y de este camino real que ayer completaron en cinco horas y media.

 

Fotos

Vídeos