Cangas será hoy la localidad más cardioprotegida de España

Voluntarios de la Cruz Roja aprenden a tirar voladores. / B. G. H.
Voluntarios de la Cruz Roja aprenden a tirar voladores. / B. G. H.

La Descarga contará con 18 desfibriladores y la participación de 116 voluntarios de Cruz Roja llegados de todo el país

BELÉN G. HIDALGO CANGAS DEL NARCEA.

Hoy, la villa canguesa se convertirá en la localidad española más cardioprotegida de España. Será posible gracias a los 18 desfibriladores que estarán a disposición de la población durante la Descarga. «Habrá uno en cada una de las once ambulancias, uno en cada uno de los dos puestos médicos y los cinco de los grupos de apoyo», concretó Andrés Rodríguez, secretario de la asamblea local de Cruz Roja.

Con ellos, el tiempo estimado de respuesta pueda ser inferior a los tres minutos. «Es un logro. Cangas será una localidad totalmente cardioprotegida», destacó Rodríguez. «Los medios a disposición de toda la población para los disparos no son exagerados, ni son los que consideramos más apropiados y necesarios», concluyó.

Cruz Roja aporta 116 voluntarios, siendo uno de los efectivos más numerosos. «El día que más voluntarios participan es el día de la Descarga, que este año contará con 102 personas», explicó el secretario local. Llegan de todo España y el 65% repite experiencia. Ayer, en la Casa de Cultura de Cangas del Narcea fueron recibidos por el alcalde cangués, José Víctor Rodríguez, que quiso agradecerles su labor durante estas fiestas. «Sin vosotros esto no sería posible. Gracias a vuestro esfuerzo podemos tirar todo lo que tiramos», afirmó el regidor. La Asamblea Local de Cruz Roja, por su parte, alabó la cobertura realizada a partir de «la suma de todo lo que aportáis», agradeció el secretario local.

Este año se reconoció al voluntario más joven, Pablo Vega que se suma al operativo con 19 años y, por otro lado, el más veterano, que fue Pedro Rincón. Además, la asamblea local de Mieres fue distinguida por ser la que más efectivos aportó, en concreto, doce.

Al lucense, Marcos López, le reconocían por ser el voluntario que más tiempo lleva acudiendo a la cita. «Vengo desde 2007. Es una experiencia muy gratificante. Somos una familia», dijo. La voluntaria que llegó a Cangas dejando atrás 1068 kilómetros se hizo con el galardón por ser la más lejana fue Natalia Rodríguez. «Vengo desde 2004, pero este año fue una peripecia. Averié en Burgos, llamamos a la grúa y el coche se fue a Manresa y nosotros a Cangas del Narcea», contó esta voluntaria. «No me lo pierdo. El trato con la gente y cómo viven la fiesta te hacen sentir que eres de aquí. Es un vicio», dijo. Tras el acto, todos recibieron un curso para aprender a tirar voladores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos