Cangas del Narcea desafía al termómetro y se da el primer chapuzón en el Prao del Molín

La presa inauguró la temporada de baños, aunque las temperaturas no acompañaron./
La presa inauguró la temporada de baños, aunque las temperaturas no acompañaron.

La temporada de baños abre con el «agua helada» y con la presa recién pintada de verde. «Es el Caribe de Asturias», dicen los vecinos

BELÉN G. HIDALGOCANGAS DEL NARCEA.

La temporada de baños quedó oficialmente inaugurada ayer en Cangas del Narcea. Poco les importó a los cangueses que el mercurio no llegase a los 20 grados. La apertura de la presa del Prao del Molín marca el inicio del estío en la villa y los lugareños no dudaron en enfundarse el traje de baño, extender las toallas en el césped y lanzar un órdago al mercurio. «Está congelada. Mola, pero está muy fría», afirmaba la pequeña Miriam Martínez, que se lanzó al agua sin pensárselo dos veces.

Los adultos no fueron tan valientes y aguardaban, toalla en mano, que los más jóvenes abandonasen el baño. «El agua está helada, pero no quieren salir», repetían los padres y abuelos. Muchos coinciden en este espacio por estas fechas. «Venimos en verano. Es genial para los críos, un sitio bárbaro que estaba desaprovechado», apuntó Antonio, vecino de Cangas.

Esta zona de baño fue recuperada por la asociación Amigos del Narcea en 2013 y se ha convertido en la protagonista del verano cangués. Este año, la asociación pintó la presa de verde, una mejora que llega tras la renovación de la planchada del año anterior. «El verde disimula el musgo y la suciedad, estaba muy gris», afirmó Julio Santiago, miembro del colectivo, afirmando que «es el Caribe asturiano, un referente en la región». A estas mejoras, la asociación prevé sumar la instalación de una seta, «como en los parques acuáticos, y alguna sombrilla más», anunció Julio Santiago.

Mientras se daban los primeros chapuzones, se apuraba la preparación de la parrillada que compartirán más de un centenar de cangueses y los más pequeños disfrutaban en los hinchables. Una jornada que concluyó con la actuación de los grupos de rock 'Kilika Santa' y 'Malakaña'.