Cangas del Narcea frenará la expansión de avispa asiática con sesenta litros de atrayente

Medio centenar de apicultores participaron en las jornadas celebradas en Cangas del Narcea./D. S. F.
Medio centenar de apicultores participaron en las jornadas celebradas en Cangas del Narcea. / D. S. F.

La Asociación de Apicultores Fuentes del Narcea se encargará de colocar las trampas en zonas rurales de todo el concejo

DAVID SUÁREZ FUENTECANGAS DEL NARCEA.

Frenar la expansión de la avispa asiática es el principal objetivo que se ha marcado la Asociación de Apicultores de Fuentes del Narcea. Para ello y en colaboración con el Ayuntamiento cangués, comenzarán a colocar trampas por todo el concejo.

La concejalía de Medio Ambiente aportará sesenta litros de atrayente para los apicultores y vecinos que quieran colaborar en la colocación de los cepos. Para ello el Consistorio se encargará de dar formación, enseñar a elaborar las trampas e indicará cuáles los lugares más idóneos para su instalación. La Asociación de Apicultores de Fuentes del Narcea pretende involucrar a diversos colectivos en esta tarea, «desde montañeros, pasando por cazadores o viticultores», dijo Víctor Fernández Lorences, presidente del colectivo.

Fernández Lorences se ha mostrado muy contento por la implicación del equipo de gobierno local que, «ha entendido que el problema de la avispa asiática no es solo de los apicultores». Con la instalación de este trampeo se intentará frenar el avance de este insecto en el concejo, «es una actuación fundamental», recalcó el veterinario Óscar Fernández, que fue uno de los ponentes de estas jornadas espacializadas en apicultura que se organizan por primera vez en el municipio, en colaboración con el Consistorio. «Colocaremos trampas de forma masiva», subrayó el presidente, que calcula que se podrán instalar más de 200, que ayudarán a poner el foco directo en las zonas más afectadas. «Una vez localizados estos lugares, intensificaremos los trampeos», añadió. Un trampeo que se instalará por primera vez de manera coordinada, tal y como recoge la normativa del Principado. Carmen Castro, técnico de medio ambiente del Ayuntamiento cangués, se encargará de coordinar este proyecto.

El de Cangas del Narcea es un concejo en el que el avispón asiático no tiene una presencia masiva, ya que el pasado año se retiraron una veintena de nidos. Por eso, desde la asociación de apicultores de la que forman parte 47 profesionales, creen que estas medidas «evitarán que la avispa velutina se expanda», dijo Fernández Lorences, asumiendo la dificultad de erradicar esta plaga.

El inicio del trampeo está previsto para mediados de febrero, «aunque podría adelantarse o retrasarse dependiendo del tiempo», señaló el presidente, quien explicó que las trampas llegarán primero a la zona rural del concejo, para capturar las reinas que en los primeros meses del año comienzan a construir los nidos primarios.

 

Fotos

Vídeos