Cangas pide ayuda a la Universidad para evitar daños por pirotecnia en la piscina

El técnico del área de Deportes, Óscar Rodríguez, y la edil de Obras, Laura Álvarez, en la piscina. / B. G. H.
El técnico del área de Deportes, Óscar Rodríguez, y la edil de Obras, Laura Álvarez, en la piscina. / B. G. H.

El Ayuntamiento estudia adoptar alguna medida en el edificio tras las dos explosiones en el prao del Molín con motivo de las fiestas de la villa

BELÉN G. HIDALGOCANGAS DEL NARCEA.

El Ayuntamiento cangués estudia adoptar medidas que puedan reforzar las piscinas municipales ante futuros daños derivados de la actividad pirotécnica que se desarrolla en el prao del Molín durante las fiestas del Carmen y la Magdalena. «Hemos contactado con la Escuela de Minas de la Universidad de Oviedo para ver si existe alguna solución», explicó la edil de Obras, Laura Álvarez, que espera que estos profesionales estudien la situación y puedan aportar alguna alternativa para frenar los posibles impactos de futuras explosiones en el edificio.

El equipamiento, que reabrirá sus puertas el próximo 16 de septiembre, lleva cerrada desde la explosión pirotécnica de la madrugada del 15 de julio en el prao del Molín, debido a un fallo mecánico durante la tirada. Era la segunda vez que la piscina registraba daños por un hecho similar en menos de un año. El 21 de julio de 2018 una explosión de mayor envergadura obligó al cierre durante cerca de un año, ascendiendo su reparación a 277.000 euros. El edificio, recordó la edil, se encuentra próximo a la zona de disparo pirotécnico.

Mientras tanto, las instalaciones se preparan para el inicio de la actividad que, como cada año, arranca con el curso escolar. Hoy comenzará el llenado de los vasos y, una vez concluida esta operación, se llevará a cabo la climatización del agua hasta alcanzar la temperatura óptima para el baño, así como del propio espacio. Son las últimas actuaciones tras las obras de reparación, centradas en la renovación de más de una decena de cristales, así como el arreglo de la carpintería o la intervención en los falsos techos. «Se aprovechó para rejuntear el vaso pequeño, que forma parte del mantenimiento», indicó el técnico del área de Deportes, Óscar Rodríguez.

Las obras supusieron una inversión total de 40.000 euros. «Hicimos las tramitaciones agilizando al máximo todos los plazos», apuntó la edil, recordando que en este caso se actuó más rápido que en 2018, pues se conocía la responsabilidad del accidente. «Se hizo el peritaje. Se aceptó el presupuesto y comenzaron a trabajar», recordó Álvarez.

Hoy se abrirá el plazo de inscripción para los cursos de natación para los socios, el miércoles será el turno de niños no socios y el jueves el de adultos. «Esperamos mucha afluencia. Hay niños que llevan un año sin cursillo», comentó Rodríguez, recordando la aceptación de estos cursos entre los cangueses.