Cangas del Narcea ultima un Plan Especial para poder construir su primer crematorio

Se trata de una iniciativa privada que prevé ubicar el equipamiento en una finca próxima a Castro de Limés, a unos cinco kilómetros de la villa

BELÉN G. HIDALGO CANGAS DEL NARCEA.

El Ayuntamiento cangués está tramitando un Plan Especial que permita la construcción del que sería el primer crematorio del concejo. Para que la ejecución de este equipamiento sea posible es necesario modificar el tipo de suelo sobre el que ser prevé levantar el crematorio. Se ubicará en la finca 'Eiro Los Corros', en las proximidades de Castro de Limés, un pueblo situado a unos cinco kilómetros de la villa.

La empresa promotora, una de las funerarias que opera en el municipio, defiende el proyecto y la propuesta de ubicación, «al encontrarse en una zona aislada, dando un servicio al concejo del que ahora carece y librando al tanatorio (de la misma propiedad) de problemas circulatorios, al encontrarse en una zona con problemas de aparcamiento y muy colapsada». El tanatorio se encuentra en la avenida de Oviedo, próximo al instituto, colegio y Escuela Oficial de Idiomas, así como a la zona deportiva de la villa.

El principal problema radica que el terreno sobre el que se pretende construir es suelo no urbanizable. Se trata de una parcela de uso agrícola. «Por eso el Ayuntamiento tiene que tramitar un Plan Especial y, previamente, realizar un Convenio», explicó la edil de Urbanismo, Laura Álvarez, confirmando que se trata de dos tramitaciones que discurren en paralelo. «Estamos en la fase de planeamiento. Se está tramitando el Plan Especial para el estudio de la implantación de ese equipamiento, hasta ahora no hay ningún proyecto en marcha», aclaró la edil de Urbanismo. En la actualidad, ambos trámites se encuentran sometidos a información pública.

El convenio, según indicó Álvarez, regula el cumplimiento de los deberes urbanísticos del propietario del crematorio. «Según este convenio, deberá ceder obligatoria y gratuitamente el aprovechamiento según la ley», apuntó. Dicho de otro modo, el propietario del crematorio debe ceder al Ayuntamiento el nuevo valor que adquiere ese suelo que se destinará a un equipamiento de interés público tras el cambio de calificación del mismo mediante el Plan Especial. Ese valor se establece de acuerdo a unos criterios técnicos y conforme a una ecuación. Por otro lado, deberá someterse dos meses a exposición pública y, según la edil de Urbanismo, si en ese periodo no se presentan alegaciones, será la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias (CUOTA), la encargada de emitir un informe al respecto.

Más de 300.000 euros

«Si se informa favorablemente, el siguiente paso sería la aprobación definitiva en el Pleno. Si no es así, habría que presentar las modificaciones oportunas», afirmó Álvarez. Finalizada la tramitación, entonces se podrá presentar el proyecto para su puesta en marcha.

La construcción del crematorio supone una inversión de 320.427 euros. «Para Cangas del Narcea es un servicio muy importante con el que no cuenta. Abarata mucho los costes para los vecinos, pues tienen que recurrir a concejos limítrofes», concluyó Álvarez.