Cerrada la calle Olavarrieta de Luarca ante el riesgo de derrumbe de tres edificios

Las vallas cierran el paso en la calle Olavarrieta de Luarca. / D. S. FUENTE
Las vallas cierran el paso en la calle Olavarrieta de Luarca. / D. S. FUENTE

El informe de la arquitecta municipal detalla que dos de los inmuebles deberán ser demolidos parcialmente y el otro, por completo

DAVID SUÁREZ FUENTELUARCA.

El Ayuntamiento de Valdés ha cerrado al paso la calle Olavarrieta, conocida como 'Los Escalerones', debido al riesgo de derrumbe de tres edificios. El corte, entre los números doce y ocho, se ha decidido «por seguridad», explicó la concejala de Urbanismo, Sara Fernández.

Tres de los edificios de esta calle se encuentran en estado de ruina y «con un peligro para los edificios colindantes y los peatones», indicó la edil, quien asegura que un informe de la arquitecta municipal indica que es necesario demoler completamente uno de estos inmuebles y que hay que acometer un derribo parcial de los otros dos.

La edil aseguró que los propietarios «saben que tiene que actuar», aunque el Ayuntamiento les enviará una notificación para que lleve a cabo los trabajos de manera inmediata. «Urge resolver», indicó la concejala, quien descartó que el Ayuntamiento ejecute el derribo de manera subsidiaria, ya que «se conoce de quien es la propiedad».

Fernández no ha querido dar plazos para una actuación que calificó como «urgente». De hecho, considera que los propietarios tienen que actuar lo antes posible, incluso «antes de finalizar el año». Y es que los edificios están en tan mal estado que se corría el riesgo de que algún cascote pueda caer sobre los viandantes.

El cierre de la calle se produce debido a una denuncia de propietarios de inmuebles colindantes. Con un informe de un arquitecto externo, acudieron al Ayuntamiento alertando de la situación de estos tres inmuebles. Este documento coincide con el informe que maneja el Ayuntamiento, que ya informó en diciembre de 2018 de esta situación. Fernández descartó que haya otros edificios con riesgo de derrumbe que obliguen a cortar nuevos tramos de calle. Sí incidió en que en el Ayuntamiento «estamos tratando de agilizar los trámites para la reparación de edificios en situación precaria».

La concejala asegura que es peligroso pasar por este tramo de la calle, ya que «no sabemos cuando se va a caer». Así, pide a los vecinos que respeten el vallado, ya que hay quienes se lo saltan para no tener que dar un rodeo a través del paseo del Pilarín, o por la calle Lobo, que protege una de las calles más transitadas de Luarca y que da acceso a la Policía Nacional y la Casa de Cultura.