El cobro de las terrazas enfrenta a la hostelería de Cudillero con el Ayuntamiento

El cobro de las terrazas enfrenta a la hostelería de Cudillero con el Ayuntamiento

Los hosteleros se plantean no pagar la tasa municipal porque sostienen que «no ha sido aprobada»

DAVID SUÁREZ FUENTE

El cobro de la tasa de terrazas de Cudillero ha generado controversia entre los hosteleros de la villa, que han recibido una carta para que procedan al pago sin que el Ayuntamiento haya concedido el espacio requerido a los hosteleros.

Los diferentes locales, que ocupan espacio público con sus mesas y sillas, creen que el cobro de este año «no es legal». Así lo aseguró el gerente de Don Vito Corleone, Marcos Suárez, a quien el Ayuntamiento reclama 9.0000 euros por la instalación de las terrazas en 2018. Una cantidad que «la tesorera y la interventora, me reconocieron que estaba mal cobrado», aseguró Suárez, quien pone en duda la legalidad de este pago. «Me cobran el doble que el año anterior», dijo Suárez, quien explicó que el Ayuntamiento tuvo en cuenta, «el espacio solicitado en lugar del que deberían haber concedido». Y es que este hostelero había pedido los 180 metros cuadrados que ocupa toda la fachada, aunque en realidad utilizó menos espacio. Por ello ha decidido que registrará un documento en el Consistorio pidiendo «estar exento del pago» al entender que las terrazas no han sido concedidas de manera oficial, ya que si fuera así «podríamos haber alegado». «¿Cuánto espacio ocupé si nadie vino a medir?», se preguntó este hostelero, que sí reconoció haber instalado la terraza.

La carta de pago la han recibido la mayor parte de los hosteleros, que ahora se están planteando no pagar esta tasa municipal. «Existen dudas sobre la legalidad» de este cobro, dijo Iván Carraso, propietario del restaurante Los Arcos, quien critica, junto a otros empresarios del sector, que el Consistorio, «admita el pago en efectivo, cuando no es legal». Así, puso como ejemplo la situación vivida el año anterior, cuando no le permitieron llevar a cabo ese mismo pago en efectivo.

No obstante, también hay algunos hosteleros que entienden que el cobro que se les plantea en la carta «es el correcto», aunque tienen dudas sobre si efectuarlo ya que, «luego tendremos que pagar con intereses», reflexionaba el propietario de un restaurante que ha preferido no dar su nombre. Por su parte, el propietario del restaurante La Lonja, Agustín Fernández, aseguró desconocer la existencia de misiva alguna. «A mí no me llegó», dijo al tiempo que precisó que a él le cobran «siempre de más porque hay mesas que pongo en mi terreno y no en espacio público». Los hosteleros desconocen por qué no se les hizo llegar la concesión de las terrazas, aunque creen que haya podido ser un olvido ante el cambio de secretaria.

Un «error»

El alcalde, el popular Ignacio Escribano, reconoce que «hay un error», en el cobro de las terrazas y que será subsanado, por ello ya ha hecho saber a los hosteleros que registren en el Ayuntamiento un documento presentando alegaciones, que según el regidor, «está mal en un único caso»,

Los hosteleros se mostraron críticos con el bando publicado el pasado miércoles en el que se insta a «solicitar la renovación», cuando según la normativa el espacio de las terrazas «se renueva automáticamente», criticaba uno de los gerentes de un restaurante de la plaza de La Marina.