Las dos concejalas del PP en Cudillero, Mariví Álvarez y Verónica Pardo, dejan el partido

D. S. F. CUDILLERO.

Las dos concejalas populares de Cudillero Mariví Álvarez y Verónica Pardo presentaron su renuncia como militantes del PP. Lo hicieron a la vez que otros dos integrantes de la ejecutiva y un militante, que decidieron darse de baja del partido «por discrepancias con la dirección». Álvarez, entre otros motivos, no se ha sentido apoyada ni por el alcalde, Ignacio Escribano, ni por la presidenta del partido, Carmen Pérez García de la Mata, cuando la oposición la acusó de acoso laboral. «No salieron públicamente a apoyarme», dijo.

La marcha de estos cinco militantes nada tiene que ver con la elección de los candidatos que acompañarán a Escribano en los próximos comicios. «A mí me ofrecieron ir y no quise», dijo Álvarez, quien alude a «discrepancias con la dirección». Precisamente la presidenta del partido, la diputada popular Carmen Pérez García de la Mata, no ha querido referirse al abandono de sus compañeros. «Es una cosa interna», apuntó al tiempo que dio a conocer que la junta ejecutiva local aprobó la lista de nombres que acompañarán a Escribano a la Alcaldía y que «deberá ser refrendada por el comité regional». Aseguró que la forma «muy buena gente» y añadió que en el PP pixueto «se abre una nueva etapa».