La concentración parcelaria de San Tirso de Abres afectará a 1.900 hectáreas

B. G. H. SAN TIRSO DE ABRES.

Más de 520 propietarios recogieron ayer la documentación y los planos correspondientes a las fincas resultantes de la segunda fase de concentración parcelaria de los montes de San Tirso de Abres. Afectará a 1.900 hectáreas. «Todavía es provisional, pero se estima que se entregarán un promedio de dos a tres parcelas de un tamaño razonable para ser mecanizadas a cada uno de los propietarios», anunció la regidora, Goretti Quintana, destacando la satisfacción de los dueños.

La zona donde se procederá a ejecutar la concentración parcelaria se dedica en la actualidad al monocultivo de eucalipto. Quintana no dudó a la hora de resalta r la importancia de la concentración. «Es un proyecto muy interesante con el que se entrega, de alguna manera, la rentabilidad al monte de San Tirso. Con el minifundismo y la falta de una red de caminos adecuada, la rentabilidad era muy baja», apuntó la regidora, aludiendo a las empresas madereras que operan en la zona, obligadas a realizar compras por lotes y que con la concentración podrán mecanizar el trabajo en el monte.

Al mismo tiempo, la regidora reiteró que la concentración parcelaria contribuye a fijar población en el medio rural y a desarrollar la economía del concejo. «El monte da de comer a muchas familias y muchas empresas forestales se están asentando en la comarca», concluyó Quintana, destacando que resulta fundamental atraer población para garantizar los servicios en el municipio.