Cudillero pone en marcha un plan para recuperar edificios en mal estado

El alcalde de Cudillero y dos concejales analizan el estado en el que se encuentra el edificio de la calle Suárez Inclán, 33. /  E. C.
El alcalde de Cudillero y dos concejales analizan el estado en el que se encuentra el edificio de la calle Suárez Inclán, 33. / E. C.

El Consistorio asume la donación de un primer y céntrico inmueble deshabitado «para convertirlo en un nuevo espacio público»

ANDREA ARRUÑADACUDILLERO.

En las últimas semanas, el alcaide de Cudillero, el socialista Carlos Valle Ondina y su equipo de gobierno, han recorrido las calles del conjunto histórico para comprobar el estado de algunos inmuebles que, aparentemente, están abandonados o en malas condiciones. Desde el Ayuntamiento buscan que los propietarios de estos edificios que presentan una serie de deficiencias cumplan con su «responsabilidad de mantenerlos en unos estándares mínimos de seguridad y estética». Es una de las acciones de un ambicioso plan destinado a recuperar este tipo de edificaciones para darles una nueva vida.

«Se evalúa, en primer lugar, el peligro y luego, el impacto visual. A partir de ahí nos ponemos en contacto con los dueños y les animamos a que hagan las actuaciones necesarias», explica Valle, que recalca que son «comprensivos» con los plazos y ejecuciones, pero que «valoran» que, al menos, se presente una iniciativa en el Consistorio.

Un plan municipal que, asegura, no está exento de trabas, a pesar del poco tiempo que lleva en marcha. «A veces nos ha sido difícil contactar con los herederos porque son muchos, algunos viven lejos o no se hablan». En esta fase de inspección, el Ayuntamiento también ha tenido que actuar de forma subsidiaria en algún caso, por el riesgo que acarreaba para los vecinos y viandantes mantener ciertas edificaciones en un importante estado de ruina . Aunque desde el gobierno local insisten en que estos casos «son los menos» y que la mayoría de inmuebles no suponen un peligro inminente. Aún así, durante el invierno no descartan realizar más actuaciones de esta índole.

Como ejemplo del proyecto, el edificio situado en la calle Suárez Inclán, 33, que acaba de ser donado al Consistorio después de una fase de negociación iniciada por el actual equipo de gobierno con los propietarios. «Vimos en él un gran potencial para albergar un espacio público. No hay peligro de desprendimientos, es accesible y está muy bien comunicado», detalla el regidor. Por el momento no confirman qué uso le darán pero sí que este podría estar relacionado con actividades socioculturales. «Haremos las mejoras correspondientes y abriremos, en su momento, un proyecto que sea viable, siempre con financiación externa», añade.