Dieciséis colectivos de Valdés piden garantizar el futuro de los jardines de la Fonte Baixa

Diversas especies de árboles centenarios en el parque, abierto al público, pero de propiedad privada. / J. SIMAL
Diversas especies de árboles centenarios en el parque, abierto al público, pero de propiedad privada. / J. SIMAL

Piden al Ayuntamiento y al Principado que se hagan con la finca, que contiene medio millar de especies y es el mayor botánico privado de Europa

BELÉN G. HIDALGO VALDÉS.

Un total de dieciséis asociaciones del concejo de Valdés que conforman el colectivo Valdés en Red abogaron ayer por la defensa de los jardines de la Fonte Baixa, en El Chano, y presentaron un documento en el Ayuntamiento a través del cual instan al Consistorio y a la Dirección general de Recursos Naturales del Principado de Asturias a mediar para impedir el cierre de este parque de titularidad privada. En el escrito explicaron que «la difícil situación económica que atraviesa su propietario pone en riesgo su futuro. Es una situación que amenaza el futuro de los jardines, abocándolos irremediablemente al cierre, en caso de que no se actúe de forma urgente para garantizar su continuidad».

El movimiento asociativo defiende que se trata de un importante atractivo turístico, del que se beneficia el concejo. «Miles de personas visitan esta instalación a lo largo del año, atraídos por su singularidad y por la cantidad y variedad de especies que allí se concentran en estos jardines, uno de los espacios botánicos más importantes del Principado», indicaron en Valdés en Red, que añadieron que «su cierre supone una pérdida importante».

El presidente de la asociación Más Luarca Valdés, Tino Ron, destacó que «según distintas publicaciones especializadas, estamos ante uno de los jardines botánicos privados mayores de Europa. Tiene miles de visitas al año y, de alguna forma, redunda en el beneficio de la economía de Valdés». Ron comentó que tiene conocimiento de que «se han producido contactos de diferentes instituciones e incluso empresas para formar un ente que pueda gestionar el futuro de los jardines. Sabemos que ante la ausencia de ofertas de compra, se están encaminando estas peticiones hacia el Principado y el Ayuntamiento de Valdés».

«Es un foco de atracción de visitantes a la capital del concejo», afirma el portavoz, Tino Ron

Órgano de gestión

Ron consideró que «la administración pública ha de tener un papel relevante en ese órgano de gestión que habría de constituirse en un futuro. Apoyamos que tanto el Principado como el Ayuntamiento, que tienen más posibilidades de hacerse con una finca de este calibre, arbitren la solución oportuna para que los jardines tengan un futuro despejado y Valdés no pierda un activo turístico de priemr orden».

No obstante, en el Ayuntamiento les contestaron que se trata de una propiedad privada. «Se ha hablado con la propiedad, con los intermediarios y con el Principado. Está fuera del alcance del Ayuntamiento», afirmó el alcalde, Simón Guardado. No obstante, el Consistorio se mostró dispuesto «a seguir mediando en aras de hallar una solución con la que evitar su cierre», atendiendo a su valor como espacio museístico. De hecho, recordó que el Ayuntamiento intentó en el pasado firmar un convenio para regular el mantenimiento de la finca con la propiedad, pero éste no llegó a prosperar. «Es una situación compleja», zanjó el regidor valdesano, según quien, «tiene una tasación superior a los tres millones de euros».

Los jardines de la Fonte Baixa, en El Chano, reúnen más de medio millar de especies botánicas de todo el mundo, como secuoyas, helechos de Tasmania, un árbol de hierro de Guayana, un papiro y toda clase de camelias.

Su propietario es el empresario José Rivera, uno de los fundadores de la empresa Panrico. Su cuidado, en los últimos veintidós años, corrió a cargo del jardinero José Manuel Alba, que se jubilará a finales de este mes y que no ha querido pronunciarse sobre la incertidumbre que planea sobre el futuro de los jardines de la Fonte Baixa.

 

Fotos

Vídeos