El dragón que domina el Esva

Primer premio. La embarcación ganadora, 'Juego de tronos', persigue amenazadora a algunos participantes. / FOTOS: JORGE PETEIRO
Primer premio. La embarcación ganadora, 'Juego de tronos', persigue amenazadora a algunos participantes. / FOTOS: JORGE PETEIRO

El descenso folclórico llenó de ingenio Trevías con originales embarcaciones y desató una guerra de agua con globos y pistolas

ANA RANERA

El Descenso Folclórico del río Esva partió ayer a las 12 horas de La Mouriente para hacer su tradicional recorrido hasta el puente de Trevías. Los participantes hicieron gala de su originalidad con divertidas embarcaciones, aunque para pasárselo bien bastaba con tener una colchoneta o un flotador y , por eso, fueron muchos los que se unieron a la fiesta lanzándose al agua en improvisados cachivaches flotantes.

Después del recorrido, tocaba recibir a los participantes y, para ello, en ambas orillas del río y sobre el puente esperaban centenares de vecinos. A lo largo de la mañana se habían ido congregando en los alrededores del Esva las familias cargadas con globos y pistolas de agua, dispuestas a empezar una guerra de la que todos saldrían empapados. Los proyectiles repletos de agua volaban sobre el río directos a los improvisados rivales, que recibían los coloridos proyectiles entre risas en la orilla de enfrente, y respondían al envite llenando más y más globos. Muchos sentían revivir su infancia con esta fiesta, aunque, esta vez, quienes más disfrutaban eran sus hijos.

Las embarcaciones eran muestra de la imaginación de sus pasajeros, que llegaron a lomos de un dragón, como si de 'Juego de Tronos' se tratara, asturianizaron el camión de bomberos de 'La patrulla canina' y lo convirtieron en 'La patrulla casina' y se lanzaron al agua transformados en grupos de unicornios, abejas o flamencas.

En Trevías los vecinos viven con ilusión esta cita, la fiesta del frixuelo, un día muy especial para ellos. Marlene Muñiz y Braulio Fernández son de este pueblo, así que no se pierden el descenso. «Llevamos viniendo muchos años. Lo mejor de esta romería es el ambiente, conocemos a toda la gente, pues son de aquí. Vemos bajar las embarcaciones todos juntos, luego comemos y bebemos unas sidras entre amigos». Los turistas también pudieron divertirse atraídos por esta cita tan diferente. Antonio Ortega llegó a la romería de casualidad, «he venido con mi familia, somos cordobeses, hemos visto que había una fiesta y nos hemos acercado».

Tras la batalla, el día no había hecho más que empezar. Pasados por agua, aunque esta vez no fuera culpa de la lluvia, a las 14 horas arrancó la sesión vermú con el grupo Límite amenizando la cita. A continuación, tuvo lugar la comida de confraternización para la que los vecinos habían dispuesto las mesas y se preparaban para disfrutar de la comida campestre. Durante la tarde, los juegos tradicionales fueron los protagonistas y la diversión continuó toda la jornada a orillas del Esva. Aunque lo estaban pasando fenomenal, muchos esperaban nervisosos la decisión del jurado para conocer cuales eran las embarcaciones ganadoras del Descenso.

Este no es el único descenso que se celebra este mes en Trevías, el próximo sábado tendrá lugar el Descenso ecológico del río Esva, cuyo objetivo no es competitivo, sino medioambiental. Con esta celebración pretenden concienciar de la importancia de respetar la naturaleza y, por ello, la misión de los participantes es recoger la basura que se vayan encontrando en el camino.

La sociedad festivo cultural anunció por la noche los ganadores del Descenso. El primer premio lo ganó la embarcación de 'Juego de tronos', seguida de 'La patrulla casina' y 'La griespona'.