La edil de Cultura de Tapia renuncia a estar liberada y la alcaldesa asume sus competencias

B. G. H. TAPIA DE CASARIEGO.

La edil tapiega, Carmen Lopes Barreto, hasta ahora responsable del área de Cultura del Ayuntamiento, ha renunciado a su liberación como concejal y, por tanto, a percibir el salario correspondiente a su dedicación. «Esta decisión responde a motivos personales, derivados del traslado de mi domicilio habitual al concejo de Valdés, el cual no me permite dedicar el tiempo correspondiente, indicado y necesario a las funciones del cargo con normalidad, asiduidad y continuidad», afirmó Lopes Barreto. La edil contaba con una liberación del 33% y percibía un salario de 479 euros mensuales.

La edil continuará como concejal del Ayuntamiento y colaborando «en la medida de lo posible» con la concejalía. Sus competencias las asumirá la alcaldesa socialista, Ana Vigón. «Estos meses, por la situación de Carmen Lopes, ya las había asumido con el apoyo del resto del equipo de gobierno. Carmen Lopes seguirá acudiendo a los plenos y comisiones a las que se le convoquen», puntualizó Vigón, que negó que la ausencia de Lopes Barreto afectase a la agenda cultural y deportiva del concejo.

«Durante estos meses, Carmen Lopes ha intentado solucionar la situación, pero no pudo retomar su trabajo al frente de la concejalía; no pudo ser. Tenía acumuladas muchas horas por el trabajo que realizó en verano y se le ha compensado durante este tiempo», argumentó la regidora tapiega en respuesta a las críticas del PP por los tres meses en que la edil de Cultura estuvo ausente y percibiendo su salario.