Emotivo adiós en Cadavedo a Balbino Suárez Cortina, «un trabajador incansable»

El féretro de Suárez Cortina, a su entrada en la iglesia. /  D. S. FUENTE
El féretro de Suárez Cortina, a su entrada en la iglesia. / D. S. FUENTE

Decenas de vecinos y compañeros despidieron al concejal de URAS, «un político honesto y fiel defensor del mundo rural»

DAVID S. FUENTE

La iglesia parroquial de Santa María de Cadavedo se quedó ayer pequeña para despedir al empresario y edil de URAS Balbino Suárez Cortina, fallecido a los 66 años tras una larga enfermedad. Centenares de vecinos, amigos y familiares quisieron darle el último adiós a un concejal «que era buena persona, un político honesto y fiel defensor del mundo rural». Así lo recordaba José Luis Rodríguez Bueno, presidente del Gran Consejo Rector del Festival Vaqueiro y de la Vaqueirada, quien colocó una bandera de Asturias sobre el féretro a su entrada en la iglesia. «Era un entusiasta de la vaqueirada», añadió, además de ensalzar la labor del edil con este colectivo tras el fallecimiento de su presidenta, Carmen Martínez 'Carminina'.

Miembros de todos los partidos de la corporación valdesana se unieron para despedir a Suárez Cortina, también el exalcalde de Valdés y actual director general de Ordenación del Territorio y Urbanismo, Juan Fernández Pereiro, quien destacó que el edil «siempre miraba por los vecinos». En la misma línea se mostró el presidente de los constructores asturianos, Joel García, que aseguró que Suárez Cortina, «siempre estaba pendiente de las obras, era muy trabajador».

El funeral estuvo oficiado por el párroco Santiago Rancaño, que destacó la condición de creyente del concejal «que se volcó entregando su tiempo y sus cualidades a construir un mundo más justo y solidario». «El fallecimiento de Balbino no ha dejado indiferente a nadie», destacó Rancaño, durante las exequias al ver la multitud de personas acudieron a darle el último adiós. Vecinos como Gil García recordaban las obras realizadas en el pueblo de Otur, como la reparación de los caminos tras la construcción de la autovía. «Estos trabajos salieron adelante gracias a la insistencia de Balbino», apostilló.