«El plan de seguridad funcionó; si no, la desgracia por la explosión en Cangas hubiera sido mayor»

El estallido durante la tirada nocturna de La Magdalena deja 19 heridos leves por la rotura de cristales y un pirotécnico sufrió quemaduras de primer grado | Viviendas, comercios y edificios públicos como el colegio Maestro Casanova y la piscina han registrado daños

BELÉN G. HIDALGO

El alcalde de Cangas del Narcea, José Víctor Rodríguez, ha comparecido esta domingo para hacer balance de la explosión en el Prao El Molín que tuvo lugar durante la tirada nocturna y que se saldó con veinte heridos leves, entre ellos, un pirotécnico que se recupera de quemaduras de primer grado. El resto sufrió cortes por la rotura de cristales.

En principio, el motivo que originó la explosión fue, según indicó el regidor, «un volador de la tirada a mano que no salió correcto y fue contra el prao El Molín que, ayer a esas horas tenía las cargas tapadas con plástico. Esto produjo que aquello que deflagró en un primer momento no saliera, se quedó abajo y produjo la explosión del resto de pólvora que estaba en el prao el Molín», concretó Rodríguez.

El regidor destacó que el plan de seguridad «funcionó correctamente, los medios han sido suficientes. Se evacuó rápidamente a los heridos que necesitaron asistencia médica». «Gracias a ello no tenemos que lamentar una desgracia mayor», apuntó Rodríguez, que quiso lanzar un mensaje tranquilizador a la población. «Esto ha sido un revés».

Refuerzos de seguridad

Las fiestas patronales de La Magdalena han quedado suspendidas y ante las roturas de escaparates de locales comerciales, José Víctor Rodríguez solicitó al 112 refuerzo de Guardia Civil para patrullar y custodiar los comercios de la villa. «En poco más de una hora, Guardia Civil ha doblado sus efectivos. Lo mismo ha ocurrido con Policía Local y personal médico del Hospital, que inclusouso ha abierto el Centro de Salud para atender a heridos», afirmó el alcalde.

Rodríguez anunció que hoy se movilizarán efectivos de los bomberos para asegurar varias ventanas para evitar desprendimientos de cristales sobre las vías públicas.

Por el momento, «es muy temprano para valorar los daños económicos», apuntó el alcalde cangués. Por el momento, se ha habilitado desde esta mañana un oficina con cuatro administrativos municipales para que los vecinos afectados puedan dar parte al seguro. Ya hay 90 denuncias. «Somos auxiliares», aclaró el primer edil. La oficina continuará abierta toda la semana.

Durante la mañana José Víctor Rodríguez ha revisado los edificios municipales afectados: la piscina, el colegio público Maestro Casanova y el propio Ayuntamiento. «El colegio nos preocupa. Hay alguna grieta en las paredes y un boquete considerable en el tejado», indicó. La piscina municipal, adelantó, permanecerá cerrada un largo periodo de tiempo, pues sufrió daños importantes. «Supone mucho dinero», apuntó. En cuanto al Prao del Molín, el regidor ha apuntado que en cuanto quede «adecentado» por el servicio de obras se retirará el balizamiento y quedará solamente colocado en las piscinas y el colegio.

Por otra parte, se ha convocado para mañana una reunión urgente y extraordinaria de seguridad para examinar lo ocurrido.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos