«Somos más celosos en el protocolo de seguridad y las peñas lo han hecho genial», dice el alcalde de Cangas del Narcea

Destrozos en los ventanales de la piscina de Cangas del Narcea. / B.G.-H.

Un «fallo mecánico» hace explotar 1.440 voladores en Cangas del Narcea, causando daños en edificios y un herido | El suceso tenía lugar hacia el final de una tirada y afectó a cristales y persianas de la piscina, el colegio y varias viviendas colindantes

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Nuevo susto en Cangas del Narcea justo un día antes de la principal cita festiva de la localidad. La explosión en la tirada de la una de la madrugada desde el prau del Molín causó daños en algunos edificios cercanos, principalmente a las piscinas, con rotura de cristales y persianas. Además resultaron afectados el colegio y varias viviendas colindantes.

Todo iba según lo previsto, cuando en la recta final de la tirada tenía lugar esa explosión de una parte del material pirotécnico que, no obstante, no impidió culminarla.

En el balance, también se contabiliza una persona herida leve, no por la explosión, sino por un corte en la cabeza de uno de los cristales rotos.

La Guardia Civil ya investiga el suceso y el alcalde de Cangas del Narcea informará esta mañana sobre el mismo. Por otra parte, la tirada de la mañana sigue adelante, con total normalidad. La Guardia Civil de la Comandancia de Oviedo ha abierto una investigación para tratar de aclarar las circunstancias de la deflagración durante la tirada realizada por una empresa pirotécnica de Lugo.

No obstante, el alcalde de Cangas del Narcea, José Víctor Rodríguez, ha asegurado que, a falta del informe definitivo de la Guardia Civil, en principio, la causa de la explosión se debió a un «fallo mecánico». Ha señalado que en el momento en que se produjo el suceso se habían disparado ya cerca del 90 por ciento de las tablas.

José Víctor Rodríguez ha afirmado que las medidas de seguridad se han extremado y se cumplen todos los protocolos en esta materia tras el incidente registrado el 21 de julio de 2018, donde una veintena de personas resultaron heridas leves en una explosión pirotécnica provocada por un fallo en el lanzamiento de uno de los voladores, dentro de los festejos de La Magdalena.

«Somos más celosos en el protocolo de seguridad y las peñas lo han hecho genial, pero lo ocurrido ayer fue un fallo mecánico», ha corroborado el alcalde, que ha asegurado que las fiestas continuarán su desarrollo de cara a la celebración del día grande de mañana.

La piscina, con la cristalera rota por la tirada
La piscina, con la cristalera rota por la tirada / BELÉN G. HIDALGO

La explosión, registrada el 21 de julio de 2018, tuvo su origen en un volador que, debido a su mala trayectoria, cayó sobre la zona en la que estaba almacenado el resto del material pirotécnico preparado para la noche.

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Cangas del Narcea decretó, el pasado mes de octubre, el sobreseimiento provisional y archivo de las actuaciones abiertas por un delito de daños por imprudencia ocasionados por esa explosión pirotécnica, con reserva de acciones civiles.

Noticias relacionadas