Un incendio entre Pontigón y Castañeo corta la N-634 al tráfico por la caída de piedras

B. G. H.VALDÉS.

Un incendio forestal entre las localidades valdesanas de Pontigón y Castañeo, declarado a las 13.07 horas de ayer, mantiene cortada la carretera N-634, que comunica La Espina y Canero, entre los kilómetros 475 y 481 por el peligro que supone para la circulación la caída de piedras. El tráfico se desvió por Ayones y la carretera VA-5.

En las labores de extinción del fuego, que aún no ha sido controlado, calcina matorral, pino y eucalipto, trabajaron bomberos de los parques de Valdés, Cangas del Narcea e Ibias, así como dos empresas forestales y el jefe de zona. También intervinieron en la extinción medios aéreos de la BRIF, el Kamov del Ministerio de Medio Ambiente y un helicóptero de Bomberos de Asturias.