Lamuño corre para que «no se olvide» al joven futbolista Pedro Peláez

La lluvia no mermó el ánimo de los participantes. /  B. G. H.
La lluvia no mermó el ánimo de los participantes. / B. G. H.

El IES Selgas de Cudillero organizó la prueba cuyos fondos se donarán a la asociación Galbán, que lucha contra el cáncer infantil

BELÉN G. HIDALGOLAMUÑO (CUDILLERO).

Cerca de 800 personas se inscribieron en la carrera Pedro Peláez, una prueba organizada por un grupo de alumnos del IES Selgas de Cudillero, el centro en el que el joven futbolista del Villa de Pravia cursaba segundo de Secundaria. Falleció de forma repentina en noviembre. «Nos pilló por sorpresa. Es díficil de superar», coinciden en señalar Laura Busto, Sergio Busto, Alba Madera, Diego Marqués y su hermana, Alba. Ellos pusieron en marcha esta carrera con la ayuda de la profesora Alicia García. «Era amable, leal, buen amigo, auténtico», recordó Sergio.

La carrera, que no era competitiva, se disputó en Lamuño, su pueblo natal. «Aquí jugaba él. Era un poco tímido, pero tenía un toque de humor muy bueno. Era un gran deportista», apuntó su profesora, poco antes de dar comienzo la prueba, que partía de la pista deportiva del pueblo y bajaba hasta la playa de Artedo para regresar al punto de partida. «Es un homenaje para que no se olvide su figura», concluyó.

El dinero recaudado se donará a la asociación Galbán, que lucha conra el cáncer infantil por expreso deseo de la familia. Sus padres, Pedro y Graciela, recibieron de parte de la organización dos láminas creadas por los compañeros de su hijo. Fue antes del minuto de silencio por David Carragal exigiendo justicia. Con la voz entrecortada, Graciela agradeció el gesto. «Todos sabéis cómo era. Era Pedrín. Auténtico».