La lluvia saca a la luz las deficiencias de los pabellones deportivos

Gotera en Puerto de Vega. / D. S.
Gotera en Puerto de Vega. / D. S.

Boal, Jarrio y Puerto de Vega tuvieron que suspender los partidos por las goteras, mientras que Tapia celebró el encuentro en Vegadeo

DAVID S. FUENTE BOAL.

Las lluvias del fin de semana han dejado al descubierto las deficiencias de los pabellonesdeportivos del occidente, asturiano, que se han visto obligados a suspender los partidos.

Las goteras del polideportivo de Boal obligaron el sábado a cancelar el encuentro de Segunda División B entre el Boal Fútbol Sala y el Guardo de Palencia. Además ayer, el segundo equipo tampoco pudo celebrar el encuentro contra el Transportes Ángel Lobeto de Llanes. «El agua entraba por debajo de la puerta y volvieron a salir las goteras», indicaba el secretario del club boalés, Julio Fernández, quien se mostró preocupado ante la posibilidad de tener que hacerse cargo de los gastos del viaje del contrincante, «o que nos echen de la competición», lamentaba. Un pabellón cuyas goteras «fueron reparadas hace un par de años», recordaba el secretario del club.

La misma situación vivieron en las instalaciones de Puerto de Vega, donde se tuvo que suspender el encuentro benjamín contra el Real Tapia, así como un partido amistoso de prebenjamines entre ambos clubes. No es nuevo, se trata de una situación que colea desde hace al menos tres años y que, en teoría, había quedado solucionada tras la inversión municipal de cerca de 8.000 euros que se destinó a la cubierta, y que «ahora está peor que antes», dijo Aitor Reguera, tesorero del Puerto de Vega Club de Fútbol.

El Congelados Egea Fútbol Sala no pudo celebrar el choque contra Les Campes de Siero en el polideportivo municipal «debido a una gotera», expuso Carlos Sadradín, presidente del club. «Fuimos a jugar a Vegadeo», sumaba. En el polideportivo de Jarrio tampoco se pudo celebrar el encuentro contra el Beredi de Lugones Fútbol Sala, en este caso «por la condensación», dijo Iroha García del Llano, presidente del Coaña Fútbol Sala.