Moal se prepara para abrir la Puerta de Muniellos

Vista del pueblo de Moal, situado a las puertas de la Reserva Natural de Muniellos. / B. G. H.
Vista del pueblo de Moal, situado a las puertas de la Reserva Natural de Muniellos. / B. G. H.

La prueba recoge los valores que los vecinos quieren destacar ante la Fundación Princesa de Asturias este 2018 | La carrera de montaña pone cada año en el mapa a la localidad canguesa, que aspira a ser Pueblo Ejemplar

BELÉN G. HIDALGO MOAL (CANGAS DEL NARCEA).

En Moal no conocen la resignación y tampoco quieren oír hablar de ella. En septiembre, se quedaron muy cerca de convertirse en Pueblo Ejemplar y, lejos de venirse abajo, los vecinos de este pueblo de Cangas del Narcea, encontraron en ese resultado un motivo más para seguir peleando por tan codiciado galardón. Este 2018, esperan lograrlo. Ya están manos a la obra.

Para ello, trabajan ya las tres asociaciones del pueblo -la cultural, la deportiva y la de mujeres-. Quieren mantener vivo este núcleo rural de ochenta vecinos y se reparten sus funciones. Las mujeres han donado 300 kilos de patatas a la Cocina Económica de Oviedo, el amagüestu volvió a reunir a todo el pueblo en otoño y ahora todos los habitantes trabajan codo con codo en la organización de la séptima edición de la carrera de montaña, Puerta de Muniellos. Es la niña mimada, la apuesta fuerte de Moal, para alzarse con el título de Pueblo Ejemplar. «Lo que la hace especial es que todos los vecinos se involucran», cuenta orgulloso el alcalde de barrio, Toño Rodríguez. Para ello, no escatiman esfuerzos. Este año tratan de superarse.

Las inscripciones, el 22

«En esta edición se renueva el recorrido. Se sustituyeron zonas de baja montaña y caminos de hormigón de la parte intermedia, por otros caminos de alta montaña, donde se incorporaron antiguos senderos ganaderos, accesos a brañas y áreas de cresteo», explica Alberto Rodríguez, director de carrera. Serán 32 kilómetros con un desnivel acumulado de 4.600 metros. Las inscripciones se abren el próximo 22 de enero. Los vecinos calculan que un millar de personas vendrá a Moal los días 14 y 15 abril. El pueblo estará al completo. Así, en la escuela se ofrecerán las lecciones que el equipo técnico de laprueba ofrecerá a los corredores. En la capilla, que se convertirá en sede de Cruz Roja, estará el personal sanitario.

No dejan ningún cabo suelto. Desde la asociación cultural se encargarán de distribuir a los cientos de voluntarios el avituallamiento en los diferentes puntos habilitados. José Lago es el vecino que coordina a todo el séquito y vela por la seguridad. Afirma que «contamos con un plan estratégico por todo el recorrido que ya tenemos adelantado». Las mujeres también ultiman ya el menú de la prueba. «Organizamos la comida, el bar y las bolsas de los corredores. Se trabaja en equipo y se vuelcan desde las más jóvenes hasta las más veteranas», cuenta María del Carmen Álvarez.

 

Fotos

Vídeos