En Moal todos suman a la carrera

Las mujeres de Moal se reúnen para repartirse las tareas que desempeñarán en la carrera. / FOTOS: B. G. H.
Las mujeres de Moal se reúnen para repartirse las tareas que desempeñarán en la carrera. / FOTOS: B. G. H.

Las tres asociaciones del pueblo cangués se vuelcan con el Trail Puerta de Muniellos | Tomarán la salida 800 corredores y participarán 250 voluntarios en una cita en la que los vecinos demostrarán los valores de este 'Pueblo Ejemplar'

BELÉN G. HIDALGO MOAL (CANGAS DEL NARCEA).

Comienza la cuenta atrás. Los cerca de 80 vecinos de Moal llevan más de una semana trabajando en la transformación del pueblo, que aunque no cuenta con infraestructuras deportivas, ha demostrado que sabe mimar a los corredores. Este fin de semana acogerá la octava edición de la carrera de montaña 'Puerta de Muniellos'. Será la primera que organizan tras haber recibido en octubre de 2018 la distinción de 'Pueblo Ejemplar', un título que sintetiza sus valores.

Desde este fin de semana, los garajes del pueblo se han ido convirtiendo en diferentes estancias. En algunos ya cuelga la cartelería que indica la función que cumplirán como guardarropas. Otros acogerán las duchas y algunos pasarán a ser un centro de logística para ultimar los preparativos. Tampoco se salva la capilla, que ya luce el letrero de 'botiquín', pues según indicó el responsable de seguridad, José Lago, «aquí Cruz Roja realizará las primeras asistencias».

«Es un trabajo que te resta tiempo libre, pero lo haces encantado. Trabajas entre amigos», confesó Luis Marcos, vecino de Oballo. Todos recuerdan cómo ha ido ganando reconocimiento. «Pasó de ser una prueba de 21 kilómetros a tener dos, de 12 (sábado) y 32 (domingo). Recuerdo cuando los corredores se bajaban a duchar al colegio de Vega de Rengos», apuntó el joven Esteban Alonso, que celebrará su mayoría de edad compitiendo en la prueba reina. Será esta edición en la que debutará el alcalde pedáneo, Toño Rodríguez, que confesó estar entrenando para el reto del sábado. «Fue un acuerdo con el director de parque natural, Pablo García. 'Si tú corres, corro contigo'», comentó Rodríguez tras confesar que tiene que coger fondo.

Quienes tienen todo organizado ya son las moalesas. La presidenta de la Asociación de Mujeres, Isabel Díaz, destacó que este año el reto es mayor pues deberán alimentar a cien corredores más. Serán 800. Y habrá que sumar los 250 voluntarios. «Nos esmeramos a tope para que salga perfecto», dijo, adelantando que no faltará la paella ni los embutidos y empanadas, y tampoco el desayuno. Tras varias reuniones, cada mujer conoce su papel en los avituallamientos, en la entrega de dorsales, en el bar... «Cada una tiene algo que hacer. Siempre hay novedades, pero es cuestión de adaptarse», aseguró María Alonso.

La carrera es también una cita familiar. Por eso este año incorporan la actuación musical de Fran Juesas, que animará la tarde del sábado antes de la entrega de premios. «Vienen a recoger los dorsales y muchos ya compiten ese día y vienen con la familia. Así se mantiene el ambiente», dijo el alcalde.

El director de carrera, Alberto Rodríguez, reconoce que cada año es mayor el esfuerzo, pues la prueba se ha convertido en un referente. «Es más que una carrera, es un proyecto para el suroccidente», afirmó, orgulloso de la cita deportiva. «Uno de nuestros objetivos es seguir impulsando el desarrollado rural y el turismo a través del deporte».

Ayer, en la presentación, la delegada del Gobierno, Delia Losa, ensalzó «la gesta» del pueblo y su capacidad para dinamizarlo. Por su parte, el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, recordó que la conservación y el desarrollo económico son compatibles y defendió que la prueba no pone en peligro el medio ambiente. «Hay gente que no lo entiende, pero no tienen una sensibilidad mayor ni más preocupación que la que tenemos nosotros», concluyó.

Más