La mujer que denunció a su exmarido por acoso dejará La Caridad por la «presión social»

Vivienda que pretende abandonar la mujer que denunció a su exmarido por acoso en La Caridad. / D. S. F.
Vivienda que pretende abandonar la mujer que denunció a su exmarido por acoso en La Caridad. / D. S. F.

Su abogado, Javier Ordóñez Morán, confirma que busca nueva vivienda porque su situación es «insoportable»

DAVID SUÁREZ FUENTE LA CARIDAD.

La mujer de La Caridad que el pasado viernes denunció a su exmarido por acoso, abandonará la vivienda familiar, situada a 27 metros del taller donde trabaja el padre de sus dos hijos de 12 y 17 años. Lo hace, según ha explicado su abogado, Javier Ordóñez Morán, porque «la presión social se le ha hecho insoportable», e indica que «está buscando casa para irse del pueblo».

El hombre, Miguel F. M., que fue condenado en 2015 por un delito de maltrato y en 2017 por impago de las pensiones de sus hijos, contó con un masivo apoyo de los vecinos de La Caridad. El pasado sábado 420 personas salieron a la calle a manifestarse, mientras permanecía detenido por el supuesto acoso que ejerció sobre su exmujer al colocar un foco en su nave de trabajo que apuntaba hacia la vivienda de su expareja.

La jueza dejó a Miguel en libertad el pasado domingo y dictó una orden de alejamiento de 30 metros como medida preventiva. Una medida que le permite trabajar en la nave aledaña a la vivienda de la mujer, que ahora ha decidido marcharse «por el bien de mis hijos», dijo la mujer a su abogado, quien matizó que «no le importa la cuestión patrimonial, solo sus hijos». El proceso continúa con las diligencias a la espera de juicio o del sobreseimiento de la causa.

Algunos comerciantes quisieron brindar su apoyo al acusado colocando en sus respectivos negocios los carteles de color verde que se pudieron ver en la concentración con el mensaje 'Miguel, estamos contigo', pero finalmente han decidido retirarlos.

Por su parte, el abogado de la mujer ha enviado un burofax a la presidenta de la Asociación de Mujeres 'As Xanas', Laura Alonso, pidiendo la rectificación de sus palabras recogidas el pasado lunes en EL COMERCIO. Alonso asegura que «estoy en contra de cualquier tipo de maltrato en todas sus formas», apuntó al tiempo que matizó que, «si necesita que le pida disculpas, y así lo siente se las ofrezco. Los que me conocen saben que jamás haré daño a nadie a propósito». «Como persona puedo cometer mis fallos, y mi libertad de pensamiento, siempre acompañada de mi libertad de expresión, a veces puede causar malestar».

Síguenos en: