Naraval reivindica lo vaqueiro

Los Guilandeiros posan junto a José Feito y el pregonero en la puerta del Museo Vaqueiro. / B. G. H.
Los Guilandeiros posan junto a José Feito y el pregonero en la puerta del Museo Vaqueiro. / B. G. H.

La asociación cultural Manxelón ofreció una comida de hermandad con pan y natas | Miguel Trevín pregonó la fiesta que distinguió a los Guilandeiros de Tineo y a José Feito, presidente del Consejo de Cultura Vaqueira

BELÉN G. HIDALGONARAVAL (TINEO).

A medio camino entre Tineo y Valdés, la localidad de Naraval volvió a convertirse en el punto de encuentro de los vaqueiros con las jornadas del pan y las natas, platos típicos de su gastronomía que preparan desde la asociación cultural Manxelón. «La receta de las natas es muy sencilla. Hay que darle el punto para que no se convierta en manteca», apuntó Pablo García, miembro de la directiva.

Además de degustar el sabor de lo vaqueiro, la asociación cultural Manxelón, que organiza la cita, distinguió a quienes, como ellos, se afanan por preservar y difundir sus raíces. Este año fue el turno de los Guilandeiros de Tineo, «por su labor de recuperación, conservación y transmisión de las mascaradas tradicionales del concejo» y también al presidente del Consejo de Cultura Vaqueira, José Feito, «por su impulso a las jornadas anuales dedicadas a diversos aspectos de la cultura y tradiciones de los vaqueiros de alzada».

El pregonero fue Miguel Trevín, pionero del turismo rural, que no dudó en poner de relieve el valor del medio rural. «Desde los 90, con las primeras ayudas europeas y alguna idea novedosa como el turismo rural, no se hizo nada más», criticó Trevín, que afeó que resulta «imposible» vivir exclusivamente del turismo y la ganadería. «Hay que diversificar. Lo tenemos chupado», apostó Trevín.

Su intervención dio paso a la entrega de distinciones. En asturiano, Rosa Fernández, recogió la placa de Los Guilandeiros, que llegaron a Naraval enfundados en sus máscaras. Sus palabras fueron en asturiano y sirvieron para instar a seguir dando vida a los pueblos. «Hoy más que nunca, hace falta unión e ilusión para luchar por el futuro de esta comarca», dijo. Una misión que atañe a todos. «Tenemos que apartar egos, fanatismos políticos, envidias... Tenemos que ir todos a una si no queremos ver desaparecer en unos pocos años esta tierra querida», concluyó Fernández.

De unión habló también José Feito, quien abogó por desarrollar aún más el Museo Vaqueiro de Naraval y esta comarca, así como todas las asociaciones vaqueiras. «Queremos mapear rutas y sendas vaqueiras y entre brañas a través de nuestra web», anunció el presidente del Consejo de Cultura Vaqueira. El grupo de baile 'La Corte', de Enverniego, de Valdés, puso la nota musical al evento.

Temas

Tineo