«Pasamos mucho miedo, tuvimos que tirarnos al suelo»