Peculiar traslado de un lobo abatido en Allande por los guardas del Principado

Peculiar traslado de un lobo abatido en Allande por los guardas del Principado
El animal abatido amarrado a la rueda de repuesto del vehículo. / E. C.

El animal, atado a la rueda de repuesto del vehículo, sorprendió a los vecinos de Pola, donde los guardas pararon a tomar un café

DAVID S. FUENTE POLA DE ALLANDE.

Los guardas del Principado de Asturias mataron en la mañana de ayer a un lobo en una batida autorizada en Allande para controlar la presencia de este cánido en la zona de fuerte presencia ganadera.

La muerte del cánido no sorprendió, pero sí la forma de trasladarlo por parte de lo guardas del Principado que, en lugar de transportar al animal en un carro o en el interior del todoterreno, lo ataron a la rueda de repuesto del vehículo. Lo hicieron utilizando varias cuerdas amarradas a tres de sus patas. El cadáver del lobo estuvo expuesto en el centro de Pola de Allande, mientras los guardas pararon a tomar un café en un céntrica cafetería, lo que permitió a los vecinos tomar imágenes del animal fallecido, mientras comentaban impactados el peculiar traslado que, aunque pueda parecer irregular, «se hace habitualmente», comentaron a EL COMERCIO fuentes de la guardería, quienes aseguraron que «llevar el carro a ciertas zonas de monte es inviable porque por muchos sitios no se pasa», apuntaron. No obstante, indicaron que para trasladarlo de Allande a Oviedo, donde habitualmente se les realiza la autopsia a todos los lobos abatidos, lo llevaron dentro de un carro.

Según los agentes de la guardería del Principado de Asturias, «esto no es ilegal».

Tres asturcones muertos

Por otra parte, una manada de lobos mató a tres caballos asturcones y ha dejado herida a una yegua en la localidad de Otás, en Cangas del Narcea. Uno de los animales muerto por los cánidos es un semental de ocho años de pura raza llamado 'Balmonte'. Fue atacado el domingo por la noche, mientras que los otros dos potros, 'Apache' -de cuatro meses- y 'Piloñu' -de seis meses-, fueron atacados junto a la yegua, 'Llenda del Corru', la noche del pasado lunes. La yegua resultó herida de gravedad y, según su propietario, Manuel Mon Pérez, de 70 años, «no se si lograremos salvarla dadas las heridas que presenta». En su opinión, «este ataque es una auténtica ruina y estos asturcones tienen un valor incalculable».

Los animales estaban a 1,5 kilómetros de su vivienda, en una finca cerrada, cuando fueron sorprendidos por los lobos, que «apenas dejaron los huesos», comentó. Ante esta situación, el presidente de la Asociación de Criadores de Ponis Asturcón, Germán Concheso, calificó los daños de «incalculables por la pureza de la raza de uno de los ejemplares, que ganó tres concurso morfológicos en este año». El presidente comparó a los asturcones, en peligro de extinción, con los osos. «Dar muerte a un oso se paga con 180.000 euros y pena de cárcel, cantidad muy alejada de los 990 euros que paga la consejería».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos