Los pescadores de Puerto de Vega reclaman mejoras en los accesos

Una embarcación entrando al muelle de Puerto de Vega. /  E. C.
Una embarcación entrando al muelle de Puerto de Vega. / E. C.

Tan solo dos barcos pudieron salir a faenar por el peligro que supone el canal de entrada. «Los que lo hicieron, se jugaron el pellejo»

DAVID SUÁREZ FUENTE

Los pescadores de Puerto de Vega reclaman mejoras en el canal de entrada al puerto. Lo hacen después de que el lunes y el martes siete de las embarcaciones no pudieran salir a faenar a pesar de estar la mar en calma. «Había mar de fondo que impedía salir o entrar en el puerto», explicó Jesús Suárez, patrón de 'Siempre la ninfa', quien aseguró que los dos barcos que sí salieron «lo hicieron jugándose el pellejo», en una zona que con mareas vivas el espacio de maniobra se reduce «entre los 15 y los 20 metros».

Por eso desde la Cofradía de pescadores Nuestra Señora de La Atalaya de Puerto de Vega han solicitado al consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, que visite el puerto para dar una solución a este problema, «tal y como prometió hace cuatro años el presidente del Principado», recordó el patrón mayor, Adolfo García. La solución a este problema estaría en la construcción de un dique en la zona este que proteja la entrada al puerto y que evite que las olas rompan sobre el canal de entrada, poniendo en peligro a las embarcaciones.

García comparó la situación del puerto naviego con el de Malpica, en Galicia, donde el pasado mes de diciembre volcó un navío y falleciendo su patrón. Propone que la construcción del dique del Canouco, en la zona este del embarcadero «se haga en varias fases», de tal forma que el coste no haya que asumirlo de golpe.

Dragado «necesario»

Por su parte, Ramón Istillarti, patrón del 'Istillarti', apoya la propuesta y cree que crear esta infraestructura ayudaría a mejorar la entrada de los barcos, «al no romper el mar sobre el canal». De esta forma las embarcaciones de este muelle podrán faenar cuando haya mar de fondo y competir con el resto de pescadores, que pueden salir a faenar con normalidad al tener la entrada de sus puertos en buenas condiciones.

La cofradía también trasladó al Principado la necesidad de acometer el dragado del puerto, ya que «el pasado año no se hizo porque no hacía falta, pero este sí lo requiere», recalcó García.