La pita pinta reina en la exposición avícola de Tineo entre más de mil ejemplares

Escolares tinetenses recorren la exposición para conocer a las distintas aves. /  B. G. H.
Escolares tinetenses recorren la exposición para conocer a las distintas aves. / B. G. H.

Los criadores exigen un control exhaustivo para combatir los cruces que, dicen, dañan la pureza de la raza

BELÉN G. HIDALGOTINEO.

La pita pinta asturiana fue ayer la protagonista de la tercera edición del concurso avícola de Tineo. Una cita que crece respecto al año pasado con 250 animales más y en más de 300 metros cuadrados de superficie. En el recinto ferial de Santa Teresa se dieron cita 863 aves, entre gallinas de distintas razas, ocas, patos, emús, faisanes, pavos y palomas. «Es casi el doble de participación que el año pasado. Hay 46 criadores y 436 ejemplares de pita pinta», explicó el presidente de la Asociación para la Recuperación de la Pita Pinta Asturiana, Emilio Martínez. El colectivo lamenta la falta de un control «más exhaustivo» sobre la pureza de la raza. «Hay mucho depredador que hace cruces para sacar variedades que no existen en la pita pinta. La Administración debería velar más por la raza y se revisase más. Estamos engañando a la gente», apuntó Martínez.

Cuatro son las variedades autóctonas de esta raza: la negra moteada de blanco, la roxa moteada de blanco, la blanca y la abedul. Para no confundirlas, Martínez da la clave. «La pita pinta no tiene las orejillas blancas, tampoco las patas. Nunca, en ninguna variedad, puede tener tres colores». Así lo explicó alas decenas de escolares que ayer se acercaron a la exposición para conocer estas aves.

Entre los criadores se encontraba el tinetense Francisco Queipo , al que siempre le gustaron las gallinas. «Tengo unas cien; dedicas mucho tiempo y requieren mucha limpieza, pero yo las tengo por afición», confesó mientras preparaba sus ejemplares para la exposición.

Ojeando las jaulas, José Manuel Álvarez se quedó impresionado por la cantidad y variedad de razas. «Me fijo sobre todo en la pita pinta. Creo que aquí no la valoramos del todo. Se está haciendo mucho por su recuperación, porque de niño apenas se veían por los pueblos. Hay muchas gallinas ponedoras de la raza 'sussex'», argumentó este tinetense, que celebra que se vaya expandiendo la raza autóctona.

Seducidos por «lo peludas que son» las gallinas sedosas, Ramiro García y Francelina Álvarez aseguraron que pese a lo peculiar de las razas de la exposición, su gallinero se queda como está. «Nosotros tenemos ponedoras para el consumo de huevos en casa. Si metemos alguna de estas, se machacan», bromearon, tras reconocer que les cautivó la variedad de razas expuestas.