El Principado estudiará ubicar el Museo del Calamar en el cine Goya de Luarca

Edificio del cine Goya de Luarca. /  E. C.
Edificio del cine Goya de Luarca. / E. C.

El alcalde de Valdés traslada su propuesta al director general de Pesca y subraya que elegir ese lugar «supondría un ahorro de cuatro millones»

BELÉN G. HIDALGOLUARCA.

El regidor de Valdés, Óscar Pérez, mantuvo ayer un encuentro en Luarca con el director general de Pesca, Francisco González en la que trasladó al Principado su propuesta de ubicar el Museo del Calamar en el cine Goya de Luarca. «Estamos explorando hasta la última posibilidad», señaló el primer edil valdesano, que asegura que desde la dirección general de Pesca se mostraron receptivos. «Hay compromiso de estudiarlo y ver qué posibilidades hay. La Administración regional tiene tantas ganas como la local de que en este mandato podamos ver abierto el Museo del Calamar Gigante en Luarca».

Pérez defiende su propuesta y recuerda que la sentencia que obliga al derribo de parte del cine Goya deberá ser ejecutada antes de marzo de 2020 «por imperativo judicial». Una vez cumplida esta parte, habría que acondicionar el espacio para albergar la colección de cefalópodos si finalmente se opta por esta ubicación.

La propuesta, no obstante, no supone el rechazo de la última localización, que preveía ubicarlo en los almacenes de pescadores del puerto. «Es una posibilidad abierta en tanto que se decide. Nos parece que es extremadamente cara y complicada en recursos», argumentó el alcalde. Señaló que supone rehabilitar un nuevo espacio para los almacenes de los pescadores en el polígono y rehabilitar los actuales para acoger la colección. Estima que con su propuesta se podrían ahorrar unos cuatro millones. «Es una gestión más eficiente de los recursos».

Pero no fue el futuro del Museo del Calamar el único punto del orden del día. En la reunión, el alcalde instó al director general de Pesca a descentralizar los cursos de formación pesquera hacia el Occidente y propuso Luarca como sede para impartirlos. «Somos un lugar tradicionalmente marinero y las instalaciones municipales que fueran necesarias están a su disposición», explicó Pérez. Lo considera una buena medida para combatir la despoblación.

Además, el regidor valdesano se comprometió con González a apoyar desde el Ayuntamiento la reivindicación de un reparto justo de las cuotas para que la flota pesquera «sea tratada en igualdad de condiciones que otras del Cantábrico».