Sanidad plantea paliar con los MIR la falta de médicos en Jarrio y Cangas del Narcea

Francisco del Busto y María Ángeles Miranda visitan las obras del hospital de Jarrio. /  D. S. FUENTE
Francisco del Busto y María Ángeles Miranda visitan las obras del hospital de Jarrio. / D. S. FUENTE

El plan se extenderá también al hospital de Arriondas y los residentes «podrían incorporarse a los centros el próximo año con la nueva promoción»

DAVID SUÁREZ FUENTE JARRIO (COAÑA).

El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, fue el encargado ayer de clausurar las jornadas 'Hospital de Jarrio, clave en el noroccidente asturiano', en la que un grupo de profesionales del sector puso en común sus ideas sobre seguridad, transparencia normativa, recursos humanos y falta de facultativos en el sistema sanitario. Precisamente en este último aspecto, el responsable autonómico anunció que el Principado paliará la falta de personal en el hospital coañés con la creación de nuevas unidades docentes, tanto en el centro coañés, como en los de Cangas del Narcea y Arriondas, que traerán a doce nuevos médicos internos residentes (MIR) a estas áreas sanitarias de las alas asturianas. «De este modo aumetaremos el número de residentes y de personal».

El consejero de Sanidad dio a conocer que «se firmará la acreditación de estos hospitales en las próximas semanas». Los estudiantes podrían incorporarse «para el año que viene con la nueva promoción de residentes del 2020». Previamente se pondrá en marcha este sistema en los hospitales de Mieres y Jove donde los MIR «comenzarán este ejercicio».

Tres nuevas consultas

Del Busto aprovechó su presencia en el hospital para visitar las obras que se están llevando a cabo en centro sanitario para la reubicación de las áreas administrativas en un único edificio, lo que dejará libres espacios interiores para destinarlos a la actividad asistencial. Además, se agruparán las zonas de espera de consultas en un espacio común, próximo al vestíbulo principal, y se instalará un nuevo sistema de gestión digital de citas y llamadas, a través de pantallas, que favorece la confortabilidad de los pacientes y aumenta la confidencialidad. En la zona que deje libre la actual sala de espera se habilitarán tres nuevas consultas, que se sumarán a otras tres que se crearán en la planta superior. Unas obras adjudicadas en 990.000 euros y que «cumplen con los plazos», dijo el consejero quien visitó las obras, acompañado de la gerente, María Ángeles Miranda.

«El compromiso de este Gobierno con los hospitales de las alas de Asturias, está encima de la mesa», recalcó el consejero tras visitar estas obras que verán reorganizado el servicio de hemodiálisis, que permitirá la creación de nuevos puestos y logrará un ambiente más agradable para pacientes y profesionales. También se incrementarán las plazas del hospital de día hasta alcanzar la decena y se ampliarán las salas principal y de control. Asimismo, se acometerá una intervención en las urgencias generales para liberar una zona de paso y destinarla a urgencias pediátricas.