Cangas celebra «con esperanza» Santa Bárbara

Cangas celebra «con esperanza» Santa Bárbara
Un momento de la procesión. / B. G. H.

Los mineros salen a la calle para festejar a la patrona en un momento crítico para el futuro de la minería en la comarca

BELÉN G. HIDALGO

Como cada 4 de diciembre, la patrona de los mineros volvió a recorrer las calles de la villa canguesa. Santa Bárbara salió de la basílica Santa María Magdalena tras la misa cantada por la Coral de Cangas del Narcea. Lo hizo arropada por los mineros que con sus cascos pusieron luz a a la procesión que se detuvo frente a la estatua del minero. Allí, acompañado a la gaita por Iván Rodríguez, el cantante Rafael Uría interpretó 'Ya van cerrarnos las minas', un canto al sentir general de toda una comarca precedido de la ofrenda floral a los mineros fallecidos. Los voladores volvieron a rasgar el cielo cangués frente al Ayuntamiento antes de que la patrona regresase a la basílica.

«Somos realistas. La esperanza es lo último que se pierde. Depende de la voluntad política y de que dejen la puerta abierta para seguir un tiempo mientras se lleva a cabo esa transición energética ordenada», explicó el portavoz de la Plataforma Santa Bárbara, Marcelino Menéndez, que reiteró que existen alternativas al cierre de la minería en la comarca. Su propuesta pasa por mantener, al menos, una explotación minera y una térmica abierta por provincia para dar empleo a los excedentes durante esa transición y mientras se ponen en marcha esas industrias paralelas al carbón.

Las tres explotaciones mineras privadas de la comarca atraviesan un momento crítico. En Cangas del Narcea, la empresa Carbonar se encuentra en concurso de acreedores y parte de su plantilla en un ERE tras el incendio que detuvo la extracción de carbón el pasado mes de enero. El pozo de Cerredo, en Degaña, de la compañía Astur Leonesa espera que antes del 15 de enero aparezca algún comprador que apueste por su futuro y evite su liquidación. Sus trabajadores llevan casi un año sin cobrar. Mientras, en Tineo, el pozo de Pilotuerto de la Unión Minera del Norte (Uminsa), continúa con 48 trabajadores entre los de plantilla y los de contratas gracias a un acuerdo para suministrar carbón autóctono a la térmica de Compostilla, en El Bierzo, hasta final de 2018. El futuro de todas ellas pende de un hilo.

 

Fotos

Vídeos