Los socorristas de Castropol finalizan la temporada de baños con 369 intervenciones

D. S. F. CASTROPOL.

Los tres meses de verano en los cuales ha estado activo el servicio de salvamento en los arenales de Castropol se han llevado a cabo 369 intervenciones. Es una cifra que se ha visto reducida en 150 intervenciones con respecto a 2017 y en 231, con respecto a los datos de 2016. «Es un cifra buenísima», manifestó el coordinador del servicio en el concejo, Rodrigo Vijande, quien explicó que la mayoría de las incidencias - 220- se produjeron en la playa de Peñarronda, «es la playa del occidente que más afluencia tiene».

En total, se llevaron a cabo seis rescates acuáticos, todos, «por imprudencias de los bañistas», dijo, al tiempo que recordó que dos de los rescates fueron múltiples, uno de ellos en Arnao, donde una familia quedó aislada por adentrarse en zonas no permitidas. También se registraron once bañistas rescatados. Además se llevó a cabo una intervención de carácter sanitario urgente. En cuanto a las incidencias menores, como picaduras o pequeñas asistencias sanitarias, 220 se localizaron en la playa de Peñarronda y 142 en el arenal de Arnao.

El coordinador del salvamento en Castropol aseguró que «hacen falta más socorristas» y recordó que hace cuatro años eran doce las personas encargadas de vigilar los arenales, frente a las ocho que prestaron el servicio este verano. Por ello, consideró necesario que el Ayuntamiento recupere a estos trabajadores para «controlar mejor zonas que como la ría, tenemos algo abandonadas», apuntó.

La temporada de baños, que se inició el pasado 9 de junio, se cerró en el concejo el pasado domingo, en lo que han calificado como «una excelente temporada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos