Tapia no abrirá al baño sus playas hasta conocer los análisis de Sanidad

Varios usuarios preguntan a los socorristas sobre la situación en la playa de Los Campos. / D. S. FUENTE
Varios usuarios preguntan a los socorristas sobre la situación en la playa de Los Campos. / D. S. FUENTE

Las muestras realizadas por el Ayuntamiento no detectan presencia de la bacteria fecal E. Coli, pero «no queremos correr riesgos», dice la alcaldesa

DAVID SUÁREZ FUENTE TAPIA DE CASARIEGO.

La prohibición al baño en las playas de Los Campos y Serantes continuará vigente hasta que el Ayuntamiento conozca los análisis de Sanidad. Unos resultados, que se podrían hacer públicos durante la jornada de hoy, según explicó la alcaldesa, la socialista Ana María Vigón, quien declaró a EL COMERCIO que las pruebas realizadas por el Consistorio «están bien en cuanto a la bacteria E. coli». Hay que esperar, eso sí, para comprobar si el agua contiene otra bacteria, la de enterococos, cuyas analíticas «tardan 48 horas».

El gobierno local no quiere correr riesgos y, por eso, ha decidido mantener las playas cerradas al baño, «hasta que conozcamos los análisis de Sanidad», dijo la regidora. De todas formas, los tapiegos pueden refrescarse en los arenales de Peñarronda, La Paloma y Porcía, así como en la piscina de agua salada de la cetárea, que a pesar de su proximidad a la playa de Los Campos no está cerrada.

Los usuarios de ambas playas no dejaron de acudir a tomar el sol. A pesar de no poder refrescarse en el mar, muchos lo hicieron en las duchas. Por el contrario, aún siendo conocedores del riesgo existente, otros usuarios se saltaron la prohibición y se bañaron en la playa, a pesar de las advertencias de los socorristas, quienes cada poco tiempo insistían por megafonía del peligro. Además, informaron personalmente a todos aquellos usuarios que acudieron al puesto de salvamento, tanto en Serantes como en Los Campos, para conocer la última hora e informase sobre la posibilidad de bañarse en ambas playas.

El cierre temporal lleva activo desde el pasado miércoles, a las 15 horas, cuando la Corporación local conoció los resultados de los análisis realizados el pasado jueves y que detectaron en las aguas restos fecales. El Ayuntamiento asegura que se trata «de un hecho puntual» y, aunque desconoce la procedencia del vertido, cree que se debe «a las fuertes lluvias que arrastraron el fondo de los ríos a las playas», según apuntó la regidora. Muchos de los usuarios reconocen que en ambas playas «siempre hubo contaminación», y creen que los malos resultados de las analíticas, se deben, «al cambio del transcurso de los ríos en las desembocaduras», apuntaban varios usuarios de las playas.

La alcaldesa confía en poder abrir al baño en la jornada de hoy las dos playas, pero «hasta que no recibamos los análisis de Sanidad, las playas estarán cerradas por precaución», zanjó

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos