Tapia aprueba un presupuesto de 3,9 millones que reduce la inversión

Destinará unos 150.000 euros a adecuar locales sociales, mejorar instalaciones deportivas y rehabilitar la Casa de Cultura

DAVID SUÁREZ FUENTE TAPIA DE CASARIEGO.

El Pleno del Ayuntamiento de Tapia aprobó ayer con la abstención de los populares el presupuesto municipal que se ve incrementado en un 5,14% con respecto al del año pasado. De este modo asciende hasta los 3.985.000 euros frente a los 3.790.186,69 de 2018. Las cuentas crecen ya que, «hay mayor previsión de ingresos y un taller de empleo que cuenta con una partida de 196.000 euros», dijo la alcaldesa, Ana María Vigón, quien calificó las cuentas de «reales y adecuadas al gasto».

Pese al incremento el presupuesto se ve mermado en el apartado de inversiones en 107.000 euros debido a la falta de la subvención de eficiencia energética, contando con un total de 148.518,60 euros, que destinará a adecuar locales sociales, mejoras en equipamientos deportivos, reparar el muro de la calle La Procesión, rehabilitación de la Casa de Cultura, arreglo de la avenida de Galicia y mantenimiento de carreteras rurales. «Los presupuestos municipales son como los de una casa, no se puede gastar más de lo que se ingresa», dijo la regidora criticando el endeudamiento de anteriores gobiernos del PP, que «en 2011, tenían una deuda de casi 7 millones», dijo dando a conocer que «ahora la deuda bancaria es de 2,2 millones de euros». Una deuda que «hay que ir reduciendo poco a poco», dijo Vigón.

El portavoz del PP, Pedro Fernández, cree que las cuentas «son similares a las de otros años», aunque en el Pleno criticó que a cinco trabajadores «se les pusiese como trabajadores temporales cuando ya son indefinidos», dijo el edil, que aseguró que los propios empleados municipales advirtieron a la regidora del error. La alcaldesa calificó este hecho de «un error» al figurar en el pasado ejercicio con la misma categoría que en las cuentas presentadas este año. «El PP advirtió el error y no dijo nada hasta la sesión plenaria para sembrar malestar entre los trabajadores», dijo la regidora. Quiso dejar claro que «no se va a despedir a nadie».

«Las cuentas son como las de una casa, no se puede gastar más de los ingresos que se tiene»

Vigón pudo aprobar las cuentas gracias al apoyo de su socio de gobierno, el edil de Foro Guzmán Fernández, y a los cuatro del PSOE, absteniéndose los cinco concejales populares. Una abstención que no obligó a la alcaldesa a utilizar el voto de calidad al no acudir al pleno la edil Carmen Lopes, que justificó su falta «por motivos laborales», aclaró en la sesión plenaria la regidora. Un motivo que deja claro, «la debilidad del gobierno», incidió el portavoz del PP. «Si no llega a ceder en el cambio de categoría de los trabajadores, iba a tener que usar el voto de calidad», apostilló.