Tapia modifica el curso del río Tol en Serantes con 2.000 toneladas de arena

Las máquinas abren el cauce del río Serantes en su desembocadura en la playa. / D. S. FUENTE
Las máquinas abren el cauce del río Serantes en su desembocadura en la playa. / D. S. FUENTE

Los temporales alteraron la desembocadura del cauce, lo que impedía el acceso de los usuarios y las máquinas de limpieza a la playa

DAVID SUÁREZ FUENTE SERANTES.

El Ayuntamiento de Tapia de Casariego finalizó ayer los trabajos para modificar el curso del río Tol en la playa de Serantes. Las obras han supuesto un coste de 3.000 euros, especificó el edil del ramo, Guzmán Fernández, quien aseguró que los temporales del invierno modificaron el cauce del río en su desembocadura.

Esta situación dificultaba el acceso al arenal e impedía que pasasen las máquinas de la limpieza. Por ello, el Consistorio ha tenido que hacer frente, de manera extraordinaria, a estos trabajos en los que se han movido 2.000 toneladas de arena. Para llevar a cabo este movimiento de áridos, el Ayuntamiento ha tenido que contar con los permisos de la Demarcación de Costas y de la dirección general de Biodiversidad, al ser un espacio ubicado dentro de la Red Natura 2.000, lo que «retrasó la ejecución de los trabajos más de lo previsto». El río se desvió por la parte más occidental del arenal, por donde habitualmente transcurría, y se tapó con arena el nuevo cauce que había generado tras el temporal. El acceso quedó ayer abierto al público, que no tuvo que atravesar el río para entrar en la playa. Fernández descartó que estas obras sean consecuencia del episodio de contaminación que el pasado 6 de junio obligó a cerrar al baño las playas de Serantes y de Los Campos en Tapia de Casariego, tal y como había apuntado la propia alcaldesa, Ana María Vigón.

El concejal no descartó que se puedan ejecutar nuevos trabajos en algunos arenales y estudiará la posibilidad de eliminar las piedras de la playa del Murallón, tal y como había pedido el Partido Popular en el último Pleno.

«Es una situación compleja», explicó Fernández, asegurando que las piedras que se depositan son provenientes del muro de esta playa. La posibilidad de taparlas con arena no es viable, ya que «el mar trabaja mucho y se la llevaría».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos