420 vecinos de La Caridad apoyan a un hombre acusado de acosar a su exmujer

420 vecinos de La Caridad apoyan a un hombre acusado de acosar a su exmujer

«Lleva dos años de continuo hostigamiento», dice el abogado de la exesposa. La instalación de un foco apuntando a su casa originó la denuncia

DAVID S. FUENTE

Un nuevo caso de violencia de género ha hecho saltar las alarmas en La Caridad después de que en la noche del pasado viernes fuese detenido un vecino de la localidad, Miguel F. M, acusado, según sus familiares, «de acoso» por parte de la que es su exmujer. Nada más conocerse la detención, vecinos de la capital de El Franco decidieron concentrarse para prestarle su apoyo. Fue, a las seis de la tarde, en la plaza de España, y reunió a 420 personas, que rodearon el parque María Cristina para finalizar de nuevo en la plaza del Ayuntamiento.

Los asistentes portaron carteles donde se mostraba el apoyo al detenido. «Miguel estamos contigo», así como pancartas que rezaban «todos con Miguel». Fue una concentración silenciosa, en la que los familiares del detenido no quisieron hacer ninguna declaración «para no perjudicarle», ya que hoy pasará a disposición judicial y tendrá que prestar declaración ante la jueza de Castropol. Su abogada, Eva Magadán, rehusó también hacer manifestación alguna al respecto.

La concentración no fue secundada por ningún miembro de la Corporación municipal, aunque sí se interrumpieron los juegos tradicionales que se celebraban en el parque durante el transcurso de la protesta. El abogado de la mujer, Javier Ordóñez Morán, se mostró molesto por esta concentración. «Es el único caso que conozco en el que se apoya al maltratador en lugar de a la víctima», dijo al tiempo que explicó que «los vecinos no saben lo que ocurre».

Trabaja junto a su vivienda

Según especificó, Miguel F. M., fue condenado en 2015 por la Audiencia Provincial «por delito de maltrato». Añadió que el detenido contó con una orden de alejamiento durante dos años, que en la actualidad no está vigente y esto ha generado, según la acusación, «un continuo acoso y derribo». «Además, en 2017, fue condenado por un delito de abandono de familia por impago de las pensiones de sus hijos», señaló el abogado, quien recordó que la custodia de los menores «es de la madre con un régimen de visitas», que precisamente tendría el padre este fin de semana.

Según el abogado de la mujer, «su exmarido se mete continuamente en la finca familiar con la excusa de tener un taller al lado». Así, apuntó, «lleva a cabo la poda de setos y árboles a cinco metros de la casa» y «se inmiscuye en su vida vigilando y coaccionando a su actual pareja». Sostiene que su cliente no ha denunciado con anterioridad «para no agravar la situación», ya que creía que sería algo pasajero. El hecho que ha llevado a la mujer a denunciar al padre de sus dos hijos es que «colocó un foco desde la nave apuntando hacia la casa, algo que les ciega y les obliga a cerrar las persianas».

La detención por parte de la Guardia Civil se llevó a cabo en el parque María Cristina, donde se celebraba la primera edición de la Fiesta de la Cerveza, ante la mirada de decenas de vecinos que disfrutaban del encuentro. Muchos de ellos no daban crédito asegurando que «Miguel es muy buena persona», al tiempo que lamentaban la denuncia de la exmujer por acusarlo de «acoso».

 

Fotos

Vídeos