Vegadeo despide su feria con una charla sobre la ría

El naturalista Fernández Díaz-Formenti aborda la «sorprendente» biodiversidad del estuario

BELÉN G. HIDALGOVEGADEO.

La LVI Feria de Muestras de Vegadeo, también conocida como la Silvallana, cerraba ayer sus puertas tras cuatro días de actividad. La última jornada de esta edición estuvo dedicada a los ríos con una conferencia organizada por el Foro Comunicación y Escuela en la que el médico y naturalista, José María Fernández Díaz-Formenti, destacó la biodiversidad «sorprendente» de la ría del Eo e insistió en la necesidad de conservar este espacio natural. Su intervención abordó la naturaleza de la ría, entre aguas dulce y salada, que junto a las mareas, «crean diferentes ambientes de salinidad y cobertura que multiplica los nichos de vida y crea, a su vez, unas condiciones muy duras para las especies que habitan en ella». Estos fondos ricos en sedimentos y nutrientes «exigen un tributo importante de adaptación».

Así, en la ría del Eo abundan especies emblemáticas como la Zostera marina, «que forma praderías subacuáticas y sirve de refugio para alevines de especies y oxigena el agua. Su mejor población está aquí». A ello, añadió la cantidad de aves que hibernan en la ría del Eo, destacando las concentraciones de zampullín cuellinegro y silbón.

Desde el punto de vista comercial, los expositores se despiden reconociendo que la feria vegadense sigue siendo una cita «obligada». En líneas generales, coinciden en señalar que esta edición fue «un poco más floja que otros años», pero que, no obstante, tiende a mantenerse. Muchos repiten año tras año en este encuentro, como Antonio Oliva, que regresó con su bisutería. «La feria compensa. El estand está bien de precio y la artesanía va sobreviviendo. Últimamente se vende mal en todos los sitios», aseguró. Sin embargo, más allá de las ventas, la Silvallana permite poner en contacto a vendedores y compradores. «Se hacen muchos contactos», afirmaron desde Agroforesta Rouco.