La gran oposición sanitaria exige un despliegue especial de transportes en toda Asturias

Despliegue especial de transporte para la oposición de celadores en Gijón
Operarios colocan las mesas y las sillas para las pruebas del domingo, en el recinto ferial. / ARNALDO GARCÍA

Habrá autobuses desde Oviedo, Avilés, Langreo, Mieres y Cangas del Narcea. Emtusa reforzará líneas y unirá las sedes del examen con lanzaderas

AIDA COLLADO GIJÓN.

La oposición de celadores que reunirá el domingo a Gijón a 26.023 aspirantes es, sin duda, un reto en lo que a logística se refiere. Sobre todo, en lo relativo al transporte. El Principado recomienda a los opositores utilizar el transporte público. Para facilitarlo, el Servicio de Salud del Principado ha pedido a través del Consorcio de Transportes de Asturias a los operadores de las líneas que unen Gijón con distintos puntos de la región que refuercen sus servicios. Sin embargo, esto no significa que haya garantía de plazas en todos ellos, al desconocerse el número de usuarios que utilizará el transporte público. Por esa razón, el Sespa también aconseja a los opositores que, en la medida de lo posible, adquieran de forma anticipada sus billetes y acudan con tiempo suficiente a las sedes de los exámenes, para que las empresas tengan tiempo de reaccionar en caso de necesitar incorporar más medios.

Al margen de esto, el Sindicato de Celadores y Personal No Sanitario del Principado de Asturias (Sicepa) ha fletado 35 autobuses -20 para el turno de mañana y 15, para el de tarde-, desde Oviedo, Avilés, Mieres, Langreo y Cangas del Narcea.

Una vez en Gijón, la empresa pública Emtusa reforzará las líneas que pasen cerca de las estaciones de tren o autobús, con paradas en las inmediaciones de las sedes del examen. Esto son la 1, 2, 10 y 18.

Solo unos tres mil inscritos provienen de otras comunidades autónomas La OPE coincide con las pruebas en Cantabria, Galicia y Castilla y León

Además, habilitará de forma gratuita lanzaderas en una línea circular para unir las diferentes zonas a las que se tendrán que desplazar los aspirantes a conseguir un puesto de celador, ya que la prueba se desarrollará simultáneamente en cuatro sedes. El recinto ferial Luis Adaro será el que más opositores acogerá, unos 22.300, divididos en dos turnos de 11.150. Pero también se realizará la prueba en la Escuela Politécnica de Ingeniería y el Aulario Norte del campus y en la Laboral Centro de Arte. Habrá aparcamientos en Marina Civil, en los aularios del campus, en la EPI y otros dos, en Las Mestas.

En el turno de mañana, los controles de acceso a los recintos no se abrirán hasta las ocho de la mañana. A partir de las diez se podrá entrar a las aulas y a las 11 horas comenzará la prueba. Por la tarde, los controles comenzarán a las 15 horas, las aulas se abrirán a las cinco de la tarde y el test empezará a las seis. Tendrán una duración de 120 minutos.

Más información

Se confía en que los problemas que están teniendo muchos aspirantes para descargar la acreditación se solucionen pronto. Por el momento, el Sespa ha vuelto a mandar mensajes masivos con las instrucciones.

El personal que trabajará en la organización de la OPE da una idea del volumen de la convocatoria. El domingo será preciso contar con 500 auxiliares, 215 controladores de accesos, 150 guardias de seguridad y 72 personas de limpieza. Además, se instalarán en el conjunto de sedes 180 aseos químicos y una veintena de equipos de megafonía.

El Sespa, «vigilante»

La elección de un domingo para realizar el examen no ha sido casual. Se trata de uno de los días de menor actividad asistencial en el conjunto del servicio de salud. Además, informan, se han previsto las sustituciones de los profesionales que se van a presentar a la OPE por parte de los equipos directivos de las áreas. Los propios sindicatos agradecían al personal fijo su disposición para doblar turno y a los celadores eventuales que realizarán la prueba su renuncia al permiso para tomarse el día, trabajando en muchos casos a continuación del examen. De todas formas, el Sespa «estará vigilante por si fuera necesario reforzar puestos concretos».

La oferta de empleo público en la que se enmarca esta prueba aspira a resolver las necesidades de personal del Sespa y consolidar el empleo de calidad. Además, dotará de estabilidad a la organización y permitirá rebajar la tasa de interinidad, en el caso de los celadores, hasta un 43,5%. En 2015, la tasa de temporalidad del Servicio de Salud se situaba en el 34%, mientras que actualmente ronda el 20% y está previsto que se reduzca hasta el 8% en 2020.

Más