La oposición critica «las deficiencias» en la gestión de personal de Emergencias

La oposición critica «las deficiencias» en la gestión de personal de Emergencias

El gerente asegura que «no hubo arbitrariedad» en las contrataciones, después de un informe de la Inspección de Trabajo

E. C. OVIEDO.

El gerente del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA), Eugenio García Rodríguez, asegura que no hubo «arbitrariedad, ni discriminación» hacia los trabajadores en las contrataciones realizadas por el organismo autónomo.

García hizo estas afirmaciones durante su comparecencia ante la Comisión de Presidencia y Participación Ciudadana de la Junta General, y asegura que «todos los delegados sindicales en el SEPA conocen perfectamente como se ha procedido para llamar a los que están ocupando el puesto de trabajo de jefe de zona». Así, afirm que «no hay obligación de pactar con los delegados sindicales en el seno del Comité de Empresa», en relación a la contratación de los jefes de zona o los cambios de turno entre bomberos y auxiliares y que informó a la Inspección de Trabajo sobre esta reunión con los representantes de los trabajadores. El gerente del SEPA compareció a petición de tres diputados de Podemos Asturies tras un informe de la Inspección de Trabajo que le presentó un requerimiento por un posible incumplimiento del convenio colectivo que, según el diputado morado Enrique López, podría llegar a tratarse de «una falta grave o muy grave».

El gerente explica que se reunió con los inspectores de Trabajo y el Comité y que «ya se han cumplido» parte de las directrices marcadas desde la Inspección de Trabajo y «otras están en trámite», pero ha asegurado que «no existe ninguna voluntad» de incumplirlo. Por otro ado, el consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, compareció para defender el trabajo de las Brigadas de Investigación de Incendios del Principado (Bripas) en los últimos siniestros, así como el apoyo y la colaboración recibida desde la Fiscalía de Medio Ambiente. El consejero apuntó que el Gobierno regional mantiene la «máxima colaboración» con la Fiscalía y ha señalado a las Bripas como «los verdaderos protagonistas» de la persecución de la delincuencia relacionada con los incendios forestales intencionados.