La mitad de los inscritos en la mayor oposición de Educación en Asturias no se presenta

Oviedo. Una de las aulas del instituto Alfonso II en la que los docentes se examinaron de la especialidad de Educación Física. / ÁLEX PIÑA

La coincidencia de fechas con las pruebas de otras comunidades llevó a algunos docentes a probar suerte fuera de la región

LAURA CASTRO GIJÓN.

Era la mayor oferta de empleo público docente de la historia y la mitad de quienes estaban inscritos no se presentó. Así lo estimaron los sindicatos Suatea y ANPE, tras comprobar el «elevado» número de ausencias que se dieron en cada uno de los tribunales. La Consejería de Educación había llegado al acuerdo de coordinarse con otras doce comunidades autónomas para que las oposiciones de Secundaria y FP se celebraran el mismo día y evitar así 'el efecto llamada'. Sin embargo, fue precisamente esta coincidencia de fechas la que llevó a muchos opositores a probar suerte en otras regiones donde se convocaran más plazas de su especialidad.

«En Asturias salieron menos vacantes que en otras comunidades (630 entre Secundaria y FP). Para los que nos quedamos es mejor, porque la competencia se reduce y eso nos beneficia», señaló Sandra Álvarez, de Boal, quien se presentó por primera vez a las pruebas en la especialidad de Biología y Geología en el instituto Universidad Laboral. Aseguró que lo hacía con el único objetivo de colarse en las listas de interinidad de este año. Algo más optimista se mostraba Karen González, quien volvía a sentir los mismos nervios que la primera vez. «Siempre te presentas para intentar lograr la plaza. Aunque la verdad es que mientras te mantengas en las listas continúas trabajando y eso es lo importante», señaló.

Entre los opositores que se presentaron ayer en el instituto Alfonso II de Oviedo reinó el desánimo. Por cada una de las nueve plazas de Educación Física que sacó la consejería, había 34 aspirantes, por lo que la única esperanza era entrar en lista para trabajar como interino. Este fue el caso de Cristina Núñez, una avilesina que se presentaba por tercera vez a oposiciones, aunque las dos primeras fueron por Primaria. «Llevo ocho años dando clase a niños de Primaria y este último he sido tutora de primero en el Versalles de Avilés. Solo quiero seguir en las listas y por eso estudié por mi cuenta y durante poco tiempo», reconoció. Su amiga Mónica Méndez vivió una situación parecida, pues lleva tiempo trabajando en Educación Primaria, pero quiso aumentar sus opciones con vistas al año que viene. «Me presento en Secundaria para tener una oportunidad doble de estar en las listas», indicó.

A las oposiciones acudieron también personas de otras comunidades autónomas, como Alejandro Sanmartín. Es de Santiago de Compostela pero prefirió hacer el examen en Asturias. «En Galicia este año no hay convocatoria para Secundaria y por eso vine a probar suerte aquí, aunque parto con desventaja porque las preguntas sobre cultura regional me van a perjudicar», dijo.

Sin embargo, la opción de presentarse en otras comunidades no convence a algunos docentes locales. Entre ellos, estaba Bernabé González, quien aspira a lograr una vacante de Fabricación Mecánica. De hecho, defendió la coordinación de las convocatorias entre las comunidades que se dio este año, pues «así cada uno puede pelear mejor por su nicho». Además, «esto reduce la posible llegada de opositores de otras regiones con una segunda lengua, como es el caso de Galicia, donde no podemos acudir si no tenemos un determinado nivel de gallego».

Más información

Críticas al sistema

Varios docentes mostraron su descontento con el sistema de oposición. Las críticas se centraron, especialmente, en la manera de evaluar y en la escasez de plazas para determinadas especialidades. Antonio González, quien se presentó en el instituto Carreño Miranda de Avilés por primera vez a las pruebas en el área de Matemáticas, rechaza por completo el modelo de evaluación. «Confío en tener suerte, pero creo que este sistema es ineficaz, injusto y cruel», espetó. En cambio, Igor García, afeó el hecho de que solo se convocaran nueve plazas para Educación Física. «Hay muy pocas vacantes y en Canarias, por ejemplo, sacaron 110 plazas», criticó.

El modo de informar a los docentes del día que debían acudir a desarrollar la segunda fase de las pruebas fue otro de los focos de crítica. Hasta el momento, solo se publicaron los nombres de los opositores que deberán presentarse el lunes y el martes ante el tribunal para leer su tema. «Soy de Langreo y voy a tener que venir todos los días hasta que aparezca en alguna de las listas de la segunda fase. Me parece absurdo teniendo una página web como la de Educastur donde podrían colgarlo. Si es una manera de hacer criba, la considero bastante rastrera», censuró Miriam Zapico, opositora de primer año.

Otros, como Leticia García, recordaban errores informativos cometidos en convocatorias anteriores. «En 2016 no nos esperábamos que salieran oposiciones y la mayor parte nos presentamos teniéndolas mal preparadas», indicó. Para María Luz Ania, presidenta de la Asociación Docentes Interinos de Asturias (ADIA), lo más grave es la escasa sensibilidad del sistema. «Nos obligan a acudir a las oposiciones sin importar el estado de salud en el que nos encontremos y considero que es algo inhumano», criticó Ania, quien tuvo que asistir a las pruebas ayer con lumbalgia. «Si no te presentas a la convocatoria te echan de la lista de interinidad y te quedas sin empleo», detalló.

El sindicato ANPE reclamó que las oposiciones comiencen antes para que los tribunales tengan tiempo suficiente para corregir.

La Consejería de Educación convocará en torno a 800 plazas con vistas a las próximas oposiciones para docentes de Educación Primaria. Así lo aseguró Gumersindo Rodríguez, presidente de ANPE, quien añadió que esta es una muestra más de que «vamos por el buen camino».

Recordó que su sindicato fue el único que apoyó la convocatoria de Secundaria y FP. «Se abrieron 459 plazas, que suponen más de un tercio del total de las plazas de interinos en Secundaria. Es decir, en esta única convocatoria se han reducido este tipo de docentes en un 30%», destacó, antes de agregar que «este es el punto positivo que nos hizo decantarnos». Señaló, asimismo, que «esta es la hoja de ruta que debemos seguir para los próximos cuatro años cuando están previstas otras cinco convocatorias que esperamos mantengan esta tendencia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos