Las oposiciones del Sespa aliviarán la lista de interinos con 20 años de antigüedad

Las oposiciones del Sespa aliviarán la lista de interinos con 20 años de antigüedad

«Después de tanto tiempo» confían en obtener plaza, aunque ven el temario «muy centrado en legislación»

A. COLLADO GIJÓN.

Corría 1999 cuando la celadora Carmen Ruiz pisó, por primera vez como interina, el Hospital de Cabueñes para cubrir unas vacaciones de quince días. Ha llovido mucho desde entonces. En 2003 obtuvo una vacante en el HUCA, pero, casi dos décadas después de su entrada en la bolsa, sigue sin plaza fija. Intentará revertir esta situación en el primer semestre de 2019, cuando se celebre la mayor oferta pública de empleo de la historia del Sespa, con 2.013 plazas para personal sanitario (excluyendo a los médicos). «Me gustaría conseguir plaza en Avilés, donde vivo y, tras tantas horas de coche, olvidarme de la carretera», confiesa.

No cree que obtener plaza sea coser y cantar. «Llevamos 16 años sin oposiciones, después de tanto tiempo la gente va a ir a por todas. Creo que quienes respondan a la convocatoria lo harán muy preparados», explica. Ella ya le ha echado un ojo al temario, «muy amplio en temas de legislación y más centrado en estas cuestiones legales que en el día a día de nuestras funciones».

En lo mismo coincide la auxiliar administrativo Ana Álvarez. «El temario es parecido al de otras ocasiones, pero con muchísima legislación», confirma. Su primera vivencia como interina fue en el periférico de Cancienes. «Sola, sin experiencia», recuerda. De eso hace catorce años y hoy cubre una vacante en el Hospital San Agustín. Como Ruiz, está convencida de que esta macrooposición puede cambiarle la vida «para bien».

Porque «la mejora de las condiciones laborales y la seguridad de un puesto fijo son muy notables», argumenta. Ha llegado su momento. «Hace un tiempo, estuvimos preparando oposiciones cuatro años seguidos, pero al final, como nunca las convocaban, dejamos de hacerlo», recuerda Álvarez.

En los sindicatos coinciden al valorar el incremento de la estabilidad laboral que conlleva la OPE. «Sobre todo, después de tantos años en los que el personal sanitario no pudo acceder a un empleo con garantía de calidad», comenta el responsable de Sicepa, Francisco Menéndez. La convocatoria es «una buenísima noticia», pero no olvida que si ahora se oferta tal cúmulo de plazas «es consecuencia de muchos años de inoperancia absoluta». Y esperan que lo ocurrido sirva para tomar nota la próxima vez.

 

Fotos

Vídeos