Una doble avería en la red interrumpe el suministro de agua potable en Arriondas

Varios camiones con cubas de agua potables estuvieron ayer rellenando los depósitos del Hospital Grande Covián, afectado por las averías en la red de aguas en Arriondas. /
Varios camiones con cubas de agua potables estuvieron ayer rellenando los depósitos del Hospital Grande Covián, afectado por las averías en la red de aguas en Arriondas.

El corte también afectó al hospital, donde ayer varios camiones cisterna estuvieron rellenando los depósitos del Grande Covián

TERRY BASTERRA / GUILLERMO F. BUERGO ARRIONDAS.

Una doble avería registrada en la red de abastecimiento de Arriondas ha ocasionado cortes en el suministro de agua potable de la localidad. Esta incidencia ha afectado también al Hospital Grade Covián. De hecho ayer mismo varios camiones cisterna estaban rellenando con el líquido elemento los depósitos auxiliares que dispone el centro sanitario ante los problemas registrados en el suministro. También se instaló un dispositivo de emergencia, aunque tanto desde el propio hospital como desde el Ayuntamiento de Parres se asegura que «en ningún momento ha existido riesgo para los enfermos», pero sí reconocen que se generaron algunas incidencias puntuales.

Según explicaba ayer el teniente de alcalde de Parres, Emilio García Longo, las averías en la red de abastecimiento se produjeron en la jornada del martes y en la del miércoles. La primera tuvo lugar en la zona de Romillo, mientras que la segunda ocurrió en San Martín de Bada. «Las averías han afectado a toda la villa de Arriondas y también al hospital porque depende de la misma traída de agua», indicaba García Longo, quien añadía que los problemas en la obsoleta red de abastecimiento ocasionaron que las viviendas y negocios de la localidad situadas en las plantas bajas recibiesen agua potable, pero que en los edificios construidos en altura sí sufrieron más los problemas de falta de suministro debido a la caída de la presión por las roturas.

Algo similar ocurrió en el Hospital Grande Covián. Según explicaron fuentes oficiales próximas a la dirección del centro hospitalario, las averías en la red de abastecimiento de Arriondas les había afectado. «Ha habido alguna hora en la que el suministro llegaba bajo de presión y nos ha ocasionado algunos inconvenientes puntuales e impedido realizar alguna actividad», explicaban estas fuentes. Entre las incidencias estaban que el hospital se vio obligado a cerrar los aseos durante un tiempo o a retrasar alguna de las endoscopias previstas.

«En principio la situación en el hospital es de normalidad y se han tomado las medidas oportunas para que en caso de que vuelva a suceder un nuevo corte de agua el Grande Covián no se vea afectado gracias a la aplicación de suministros auxiliaries», añadían desde el hospital- Estas fuentes señalaban además que las incidencias no han sido más reseñables gracias a «la buena coordinación» que ha existido entre el Ayuntamiento de Parres y el centro sanitario, ya que la administración ha ido informado en todo momento al hospital cuando se producía una nueva rotura en la red de abastecimiento.

«Es necesaria una renovación»

Fuentes del centro sanitario también explicaban que los problemas en el suministro de agua se dejaron notar principalmente durante los periodos de tarde.

Desde el Ayuntamiento de Parres se recordaba que la red de abastecimiento de agua de Arriondas fue construida en 1981 y que «está obsoleta». Prueba de ello es que es relativamente frecuente que se produzcan averías en las tuberías. «Es necesaria una renovación total. Esta obra está en proceso de licitación y está previsto que se adjudique a principios de julio», explicaba el teniente de alcalde parragués. García Longo indicó que el presupuesto previsto para estos trabajos es de 900.000 euros y que se trata de una obra «prioritaria y urgente para el concejo». El socialista recordaba asimismo que esta actuación estaba prevista que se ejecutase dentro de los proyectos que Parres presentó al Plan A, pero que por distintos motivos su inicio se retrasó, concluyó aquella legislatura y finalmente no se llegó a realizar con aquellos fondos.

Lo que sí aseguró es que los problemas en la red de suministro estaban controlados. «Según me dicen los operarios que están reparando las averías el problema ya se ha solucionado y se están llenando de nuevo los depósitos», indicó. Ahora sólo queda confiar en que esta vieja red de aguas que surte a la capital del concejo de Parres no vuelva a romperse en alguno de los puntos de su trazado.