Ribadesella y Arriondas habilitarán nuevas plazas de aparcamiento durante las Piraguas

Operarios municipales de Ribadesella trabajaban ayer en el acondicionamiento del aparcamiento de Truyes. /
Operarios municipales de Ribadesella trabajaban ayer en el acondicionamiento del aparcamiento de Truyes.

En ambas localidades se activará un plan especial de circulación para evitar colapsos durante la fiesta y se instalarán cientos de metros de vallas protectoras

SHEILA VACA RIBADESELLA/ARRIONDAS.

Recta final para la fiesta de Piraguas. Ribadesella y Arriondas ultiman los detalles para tener a punto los distintos dispositivos que se activarán para garantizar la buena marcha de una de las citas deportivas y festivas más importantes de la comarca oriental asturiana: el Sella. El descenso fluvial que cada año reúne a miles de personas entre palistas, vecinos y turistas que no quieren perderse la cita. Las calles de la capital riosellana ya cuentan con bandos en los que se explica detalladamente el 'Plan operativo de ordenación de tráfico rodado' dentro del municipio, elaborado conjuntamente por la Jefatura Provincial de Tráfico y el Consistorio.

Los primeros cortes de tráfico se empezarán a aplicar el viernes 8 de agosto, cuando se procederá a inhabilitar la carretera nacional N-632, desde la rotonda de Llovio en dirección al centro de Ribadesella. El corte se iniciará a partir de las cinco de la tarde y se dilatará hasta medianoche. Durante ese intervalo de tiempo, los vehículos que accedan por este vial deberán estacionar en el aparcamiento de Truyes, hasta donde sí estará permitido el acceso. El parking habilitado por el Consistorio tendrá el mismo coste que el año pasado, siete euros. Asimismo, para llegar a la zona centro, el Ayuntamiento pondrá en funcionamiento un servicio de transporte gratuito. Asimismo, el acceso al casco urbano de la villa se podrá realizar a través del enlace de la A-8 Bones-Pando o el de Piñeres, circulando después por la AS-263.

El día de la prueba, el sábado 9, se restringirá el tráfico en la N-634, entre Llovio y Arriondas desde las 9 horas hasta que la finalice la competición. Asimismo, quedará prohibido el acceso de vehículos a Arriondas a partir de las 7.30 horas hasta que se normalice la circulación, aproximadamente a las 12.30 horas. Igualmente, por necesidades de circulación, se cortará el tráfico en los accesos a Ribadesella por la AS-263 entre las cuatro de la tarde y las doce de la noche. Las excepciones serán las mismas que el día anterior, ya que podrá circularse para entrar al aparcamiento de Truyes y para salir de Ribadesella.

El domingo es el día de retirada. Los cortes se concentrarán también en la nacional N-632, desde la rotonda de Bones en dirección a Ribadesella. La circulación quedará restringida a partir de las 8 horas y hasta las cinco tarde, y quedará establecida una única dirección, en sentido Gijón. La entrada a Ribadesella deberá realizarse por la carretera AS-341 desde Pando hacia Sebreño.

Barreras móviles articuladas

Arriondas y Ribadesella se preparan para lucir su mejor cara durante Piraguas. Ambas localidades dispondrán de zonas de aparcamiento acondicionadas especialmente para la cita. En Ribadesella, por ejemplo, habrá en torno 3.000 plazas de aparcamiento. Una zona estará en Truyes y, como viene siendo habitual, otra se ubicará en el área de La Mediana, más las nuevas plazas acondicionadas este verano en El Fuerte, estas dos últimas gratuitas para los usuarios. La capital parraguesa también ofrece amplias zonas de parking para los visitantes. Además de las habituales, en la zona de Arriondas Norte, habrá también estacionamientos de carácter privado en las inmediaciones de la piscina y en la entrada a la localidad.

Y para salvaguardar la seguridad de ambos lugares se colocarán varios metros de vallas. En Ribadesella habrá un numero menor que el del año pasado. Se ha optado por la sustitución de las de tipo alto por barreras móviles y articuladas -indicadas para balizar y señalizar separaciones de carril, desvíos o carriles alternativos de tráfico- en la carretera de Tito Bustillo, y se prescindirá de ellas en la zona de la estación de autobuses «porque el año pasado vimos que no hacían falta», manifestaba la alcaldesa riosellana, Charo Fernández Román. En total, serán aproximadamente 250 vallas las que cubran la villa. En Arriondas, los operarios municipales, en colaboración con el personal del CODIS, ya trabajan acondicionando la zona de salida y también en el vallado en los alrededores del hospital.