«Nos sentimos desamparados»

Los ladrones han robado en comercios situados en vías céntricas de Arriondas, caso de la calle Argüelles. /
Los ladrones han robado en comercios situados en vías céntricas de Arriondas, caso de la calle Argüelles.

Los ladrones han actuado de madrugada y siempre en jornadas en las que no había patrullas a esas horas por las calles de la villa parraguesa

TERRY BASTERRA ARRIONDAS.

Los comerciantes de Arriondas están preocupados. En los últimos dos meses se han registrado distintos robos en algunos de los establecimientos comerciales de la villa y siempre con el mismo 'modus operandi'. Los amigos de lo ajeno han actuado de madrugada y en noches en las que coincidía que no había patrullas ni de la Policía Local ni de la Guardia Civil vigilando la localidad. Además han atracado a comercios situados en calles céntricas, siempre forzando la puerta de acceso o rompiendo los cristales de los escaparates con barras de metal, y llevándose todo el material que podían del interior de las tiendas mientras sonaba la alarma y antes de que las patrullas de la Guardia Civil de otros concejos vecinos llegasen al lugar.

Por este motivo desde la Asociación de Comercio de Arriondas se reclama una mayor presencia policial durante las noches en la villa parraguesa. «En julio robaron en el estanco, en agosto vaciaron la tienda de Movistar y en la madrugada de ayer volvieron a intentar atracar el estanco. Y siempre coinciden los robos con las noches en las que no hay patrullas policiales en las calles de Arriondas», explicaba ayer Nieves Martínez, presidenta de los comerciantes parragueses, quien añadía que entre estos pequeños empresarios se está comenzando a extender una idea: «Los ladrones pensamos que no son de Arriondas, pero sí creemos que deben tener algún informador aquí que les indica cuándo no hay policía vigilando por las noches».

De hecho Martínez añade que «los ladrones son muy descarados». «Vienen a cara descubierta y durante uno de los robos de este verano uno de los taxistas de Arriondas que estaba de servicio oyó ruidos, se acercó a ver qué pasaba y los ladrones le amenazaron con una barra de hierro y le dijeron que se fuese de allí si no quería tener problemas porque sabían donde vivía», relataba ayer la presidenta de los comerciantes, quien apuntaba que «roban con tanta tranquilidad que dejan el coche en la calle principal para cargarlo con las cosas que se llevan del comercio. La tienda de Movistar, por ejemplo, la dejaron totalmente vacía en unos minutos». «Como saben que esa noche no hay policía en Arriondas y que desde que comienza a sonar la alarma de la tienda, porque los negocios tenían alarma, hasta que aparece una patrulla de la Guardia Civil de otro concejo tienen 15 ó 20 minutos de margen aprovechan y se llevan todo lo que pueden», indicaba.

Estos últimos sucesos han hecho que la preocupación entre los comerciantes de Arriondas se extienda «porque no sabemos a quién le va a tocar el próximo robo ni cuándo». La presidenta de este colectivo reclama una mayor presencia policial en la villa por las noches, tanto por parte de la Policía Local como de la Guardia Civil. E, incluso, propone que se coloquen cámaras de vigilancia en algunos punto estratégicos de Arriondas con el fin de disuadir a los ladrones o, grabarlos en caso de que cometan un delito.

Manuel e Isabel González Menéndez son los responsable del estanco de Arriondas que en dos meses ha sufrido otros tantos robos. El último en la madrugada de ayer. «En julio me rompieron el cristal, entraron en el estanco y lo desvalijaron entero. Y esta madrugada han destrozado la puerta nueva que pusimos pero no han podido entrar, pero el arreglo tenemos que pagarlo igual», explicaba ayer esta mujer mientras esperaba a que llegase el cerrajero para reparar parte de los destrozos. «Entre los comerciantes hay mucha preocupación porque no es el primer robo que tenemos en los últimos tiempos. Lo cierto es que nos sentimos un poco desamparados por la policía porque cuando tienes una urgencia y llamas a la noche o no hay nadie o si la hay están en otro concejo y tienes que esperar a que lleguen», afirmaba.

«Entiendo que faltan medios económicos para la policía pero yo pago mis impuestos y cuando los necesitas no me cubren esta necesidad», concluyó.

Ayuntamiento

Desde el Ayuntamiento de Parres su alcalde, Marcos Gutiérrez Escandón, es conocedor de estos últimos robos que han sufrido los comerciantes. «Estamos estudiando qué se puede hacer. La Policía Local tiene servicio de noche, pero en jornadas alternas porque no hay personal suficiente para cubrirlas todas. Además las noches en las que hay servicio van variando para no dar pistas a los ladrones, pero lo que no sabemos es si hay alguien que está vigilando a la policía para saber las noches que no trabaja», indicaba.

Gutiérrez Escandón añadió que en el Ayuntamiento consideran que estos robos «son hechos puntuales porque no es algo que ocurra todas las noches, pero entendemos la preocupación de los comerciantes y trataremos de intensificar la vigilancia nocturna, tanto por parte de la Policía Local como de la Guardia Civil». Y es que ayer mismo el regidor parragués se puso en contacto con responsables de la Benemérita para hacerles conocedores de esta situación. Estos mismos interlocutores le dijeron horas después que la investigación para dar con los ladrones de, al menos, el último robo «están bastante avanzadas y en poco tiempo se espera obtener buenos resultados».

Respecto a la instalación de cámaras de vigilancia en diferentes puntos de Arriondas. Gutiérrez Escandón explicó que esta cuestión ya se trató en su día con la Delegación del Gobierno «pero por la Ley de Protección de Datos sólo se pueden poner en zonas de tráfico que puedan ser peligrosas, como pueden ser algunos cruces».