Cangas solicita una reforma integral de los edificios del IES Rey Pelayo

Dos operarios llevaron a cabo labores para reforzar el edificio apenas unas jornadas después de que se conociesen sus daños. /
Dos operarios llevaron a cabo labores para reforzar el edificio apenas unas jornadas después de que se conociesen sus daños.

El Ayuntamiento confía en reunirse en los próximos días con la Consejería para debatir la solución al realojo de cuatro grupos de Bachillerato

ANDREA INGUANZO CANGAS DE ONÍS.

El Ayuntamiento de Cangas de Onís solicitará a la Consejería de Cultura, Educación y Deporte una reforma integral de los edificios que componen la unidad educativa de Secundaria en el concejo. Según detalló ayer el alcalde cangués, José Manuel González, el equipo de gobierno ha solicitado reiteradamente una reunión con la Dirección General de Planificación Educativa para tratar este asunto que parece ser que se celebrará finalmente «entre esta semana y la que viene». Después de que el curso comenzase en el IES Rey Pelayo con cuatro grupos de Bachillerato realojados en el Colegio Reconquista debido a los daños estructurales que presenta uno de los edificios del instituto, el Consistorio advierte que lleva pendiente de este asunto desde hace semanas.

El motivo para dilatar esa reunión no era otro que la ausencia de un informe técnico que dictamine cuál es la mejor solución para el asunto. «Parece que ese informe ya llegó», aseguró el regidor, por lo que la cita es cuestión de días. «Lo que el Ayuntamiento va a solicitar es una reforma integral de las instalaciones», adelantó el conservador.

«Ahora que parece que se ha valorado cuál es la situación real del edificio, queremos un compromiso firme por parte de la Consejería para arreglar este imprevisto a la mayor brevedad», señaló el primer edil cangués. Para ello entiende que será necesario «redactar un proyecto y buscar la financiación para ejecutarlo» además de, por supuesto, «estudiar las deficiencias que puedan presentar el resto de las instalaciones». «No queremos sorpresas al iniciar el próximo curso, teniendo en cuenta lo que ha pasado en esta ocasión», insistió.

Más de 500 firmas

González también destacó que el Ayuntamiento «cerró un recinto y colocó una verja para separar a los alumnos de Secundaria de los escolares del colegio de Primaria» y manifestó su interés por la colocación de «los barracones o aulas portátiles que, aunque serán una solución alternativa y pasajera, servirán para que las condiciones de los alumnos mejoren en gran medida».

Por otra parte, padres de alumnos han iniciado una recogida de firmas vinculada a este asunto, con la intención de presionar a la Consejería para que tome medidas urgentes en el edificio afectado. Según explicaba ayer a este medio Juni Cuadriello, una de las promotoras de la iniciativa, «nos gustaría que se diese total prioridad a este asunto, porque los alumnos están dando clase en muy malas condiciones». La recolecta de firmas también simboliza «un agradecimiento popular a la Dirección del IES Rey Pelayo, que fueron capaces de alertar sobre el estado del edificio e impedir que entrasen a dar clase nuestros hijos, y también a la Escuela-Hogar de Primaria, «por haber dado tantas facilidades para el realojo».

Los padres esperan que a la mayor brevedad «se tome la decisión de tirar o reconstruir el edificio dañado» y espera que las más de 500 rúbricas recogidas hasta el momento se multipliquen en los próximos días. «Confiamos en tener una solución en breve».