Piden recuperar el servicio de cuidador en el transporte escolar a Calabrez

T. B. RIBADESELLA.

Los padres de cinco niños que acuden a estudiar al colegio Manuel Fernández Juncos de Ribadesella reclaman que se recupere el servicio de cuidador del que hasta esta misma semana venía disfrutando la línea de transporte escolar que recorre las localidades de San Miguel, La Granda y Calabrez.

Según aseguran los padres, los niños que utilizan esta ruta para acudir al centro escolar riosellano «son muy pequeños». Tienen entre 4 y 9 años y, según los padres, «hasta ahora siempre habían estado vigilados durante el trayecto por una cuidadora, pero nos dijo hace unos días que la habían despedido porque había pocos niños en esta ruta».

Para los progenitores el motivo alegado es insuficiente para prescindir de este servicio. «Los niños son muy pequeños y tienen que ir acompañados por una cuidadora que esté pendiente de si se quitan el cinturón, vomitan o se levantan. La carretera de esta ruta es estrecha y con curvas y el conductor puede tener que dar un frenazo en cualquier momento. No se le puede pedir que también esté pendiente de los niños cuando ya lo tiene que estar de la carretera», indican los padres, quienes explican que sus hijos acuden al colegio o bien en taxi de siete plazas o bien en microbus, en función del vehículo que vaya a recogerlos a las paradas.

Los progenitores afirman que van a enviar una carta al Ministerio de Educación para trasladarle a esta administración la actual situación y que cuentan con el respaldo del AMPA y con el de la dirección del centro. También aseguran que se han reunido con la alcaldesa riosellana y que la regidora va a comunicar a la Consejería de Educación esta problemática con el fin de que se pueda restablecer el servicio de cuidador.