La nueva normativa permite la pesca del salmón con mosca y muerte en el río Piloña

Un hombre pesca con mosca en uno de los ríos del Oriente. /
Un hombre pesca con mosca en uno de los ríos del Oriente.

Entre las novedades se encuentra que el coto de La Reguera volverá a ser tradicional y en la zona de Estragüeña se podrá pescar esta especie

SHEILA VACA

La nueva normativa de pesca para el próximo año 2015 permitirá pescar con mosca y con muerte en el río Piloña. La intención de este año era la de hacer pequeñas modificaciones en la normativa vigente durante el año pasado. Dicho y hecho. Para la Sociedad de Pescadores El Esmerillón es un pequeño avance, una opción a camino de lo que ellos solicitaban y lo que quería la Administración regional. «Teniendo en cuenta de que el año pasado estaba cerrado, tanto ese coto como el de Villamayor, puede decirse que se ha mejorado algo. Pero insisto que, aunque se hubiera pescado de cebo, no pasaría nada», apunta el presidente de la asociación Antón Caldevilla.

Por otro lado, se reafirma en que las fechas de la temporada deberían ampliarse. El Principado ha fijado el último domingo de abril como fecha de inicio de la temporada de pesca del salmón con muerte, la cual se prolongará, según Agroganadería, hasta el 15 de julio. Así se concretó en el Consejo Regional de los Ecosistemas Acuáticos y de la Pesca. Antón Caldevilla entiende que reducir a menos de medio centenar de días el periodo hábil para pescar el salmón con muerte es demasiado poco tiempo. «El número de salmones que se sacó el año pasado en mayo habría sido el mismo que si se hubiese abierto la temporada un mes antes. Estaban todos ahí agolpados en el río. No tiene sentido no ampliar la temporada por delante», dice Caldevilla.

Entre las novedades de la normativa para la temporada de 2015 se encuentra que el coto de La Reguera pasa a ser tradicional de pesca de salmón «como venía siendo en años anteriores, aunque el año pasado no lo fue. En la normativa de 2014 se explica que en este área, comprendida entre el límite inferior del coto del Churru y el límite superior del coto de Vilde, «está vedada la pesca del salmón y tiene la consideración de zona libre para la pesca de la trucha y el reo».

De Arriondas a Ribadesella

La otra modificación destacable es la relacionada con la zona de Estragüeña, «que pasa a ser libre». La actual normativa establece que «el área comprendida entre el límite inferior del coto del Arenal y el límite superior del de Peñarredonda está vedada a la pesca del salmón y tiene la consideración de zona libre para la pesca de la trucha».

Otra de las peticiones no atendidas por el Principado es la que corresponde con la zona del Sella que va desde Arriondas hasta Ribadesella, para que quede libre para los pescadores. «Las canoas están muy arraigadas y hay muchísimas. Pedimos que, al menos, no se cobre a los pescadores que utilicen esos cotos», señala Caldevilla.

La propuesta de la Consejería de Agroganadería sobre los cupos de captura contempla que se puedan pescar cuatro salmones por pescador y temporada, al igual que ya se hizo en la campaña pasada. La directora general de Recursos Naturales, Fina Álvarez, manifestó que el documento presentado tiene una voluntad de continuidad con la estrategia adoptada en años anteriores y que pretende «permitir que la pesca pueda realizarse bajo los parámetros del concepto de pesca responsable o pesca sostenible, de tal forma que los pescadores constituyan un sector activo en la conservación y recuperación de nuestra riqueza piscícola y, muy especialmente, del salmón, por ser la especie que atraviesa una situación más complicada».