El Descenso Internacional del Sella de 2015 se celebrará el 8 de agosto

Salida de una de las últimas ediciones del Descenso del Sella, junto al puente de Arriondas. /
Salida de una de las últimas ediciones del Descenso del Sella, junto al puente de Arriondas.

El CODIS acordó la fecha en su última reunión sin negociar un posible cambio con los ayuntamientos de Parres y Ribadesella

JUAN GARCÍA

El Descenso Internacional del Sella se celebrará el 8 de agosto de 2015. Esa es la fecha elegida por el Comité Organizador para la 79º edición. Es decir, el CODIS sigue sin tener en cuenta las reivindicaciones riosellanas, aquellas que planteaban su adelanto definitivo al primer sábado de agosto con independencia del día en el que éste caiga. La decisión final fue adoptada de forma unilateral por la asamblea general del comité en su última reunión sin negociar el posible cambio con los ayuntamientos de Parres y Ribadesella, tal y como las tres partes habían acordado el pasado verano. «Es cierto que se planteó esa idea», reconoció el presidente José Antonio Modino. Sin embargo, no pudo hacerla efectiva porque «la asamblea, de forma mayoritaria, decidió que esa era una competencia exclusiva del comité, que el asunto no pasaba a votación y que por lo tanto se mantenía el calendario tradicional del Sella», explicó el presidente José Antonio Modino. El CODIS apuesta así por mantener la tradición oral que sitúa el Descenso del Sella y la Fiesta de las Piraguas en el primer sábado de agosto, siempre que éste no coincida en 1 ó 2. Como el de 2015 cae en uno, la regata y la romería se trasladan al sábado siguiente, al 8 de agosto, fecha que ya viene recogida en la felicitación navideña que esta semana comenzó a repartir el comité organizador.

De esta forma, el concejo de Ribadesella, uno de los dos municipios anfitriones de la fiesta, no ha visto cubiertas sus aspiraciones. Tanto el Ayuntamiento como la hostelería local habían apostado por el cambio, por la desaparición de una tradición oral que a su juicio carece de sentido. Los empresarios entienden que la celebración del descenso tan entrado el mes de agosto supone un quebranto económico para sus negocios. También lamentan que sus intereses y los del concejo no estén debidamente representados en el CODIS. Ribadesella solo tiene tres delegados en el comité: Elías Sánchez, Juan Llorens y Paco Casani. Es decir, el concejo se mantiene en clara desventaja y así continuará en el futuro tras la reciente ampliación de CODIS.

En la misma asamblea se decidió ampliar a quince el número de miembros. En primer lugar se aprobó la baja a Juan Luís Llano y a continuación se acordó incorporar a cuatro nuevas personas: el cangués Alfonso Vivero (La Llongar) y los parragueses Juan Carlos Sierra, Maxi Llamedo y su mujer Nieves Llaneza. El presidente del CODIS; José Antonio Modino, también propuso agregar a una quinta persona, a su mano derecha en la Federación de Piragüismo del Principado de Asturias, el vicepresidente Nacho Díaz Cela, pero su intento fue rechazado por la asamblea. Ésta también instó al presidente a no dar más pasos en solitario. Es decir, a tomar las decisiones por votación en lugar del libre albedrío. «Yo también me debo al mandato de la asamblea y no puedo actuar unilateralmente», reconoció Modino.

Sin embargo, las intenciones del presidente pasan por añadir nuevos miembros en representación del concejo de Ribadesella, «aunque entiendo que estos no debe tratarse con localismos». Lo ha intentado en esta última ampliación, pero a pesar del esfuerzo realizado no se encontró a la gente adecuada. «Los contactos mantenidos no se han materializado, pero tengo claro que tiene haber más gente de Ribadesella. No soy partidario de llevarlo al milímetro, de forma paritaria, pero hace falta más gente de este concejo», añadió. Además de los mencionados, el CODIS se completa con los nombres de Patricia Llamedo, como secretaria general, José Manuel Llera, como vicepresidente y los vocales Víctor Peruyero, Manuel Cuadriello, Bernardo Fresno y su hijo Adrián Fresno.