«Casi todos los artistas jóvenes combinan su labor con otro trabajo más estable»

La llanisca Helena Toraño, Premio Asturias Joven en la Muestra de Artes Plásticas del Principado. /
La llanisca Helena Toraño, Premio Asturias Joven en la Muestra de Artes Plásticas del Principado.

«Hay muchos certámenes que desaparecen, otros que reducen sus premios y otros que eliminan su dotación económica»

SHEILA VACA

A Helena Toraño le encanta pintar y sobre todo, la figura humana. Con color, mucho color y viveza. Esta llanisca que reside desde hace muchos años en Poo lleva muchos años usando sus pinceles y ha sido recientemente galardonada con el Premio Asturias Joven en la Muestra de Artes Plásticas del Principado con su obra 'Las cosas', donde representa, a su manera, gabinetes de curiosidades, también llamados cuartos de las maravillas de los siglos XVI y XVII en las que se reunían objetos raros.

Lo primero enhorabuena. Gracias a su participación en la Muestra de Artes Plásticas del Principado de Asturias, el jurado le ha otorgado el Premio Asturias Joven. ¿Cómo se siente?

Muy contenta. Ya era la tercera vez que me presentaba a Culturaquí cuando, en 2009, me seleccionaron para formar parte del programa de exposiciones de la Sala Borrón. Solía apuntarme a todos los certámenes y concursos habidos y por haber pero desde hace un tiempo dispongo de menos horas para pintar. Esto me obliga a reducir la lista pero la Muestra de Artes Plásticas siempre ocupó un lugar privilegiado. ¡Este año hubo suerte!

Certámenes como éste apuestan por los jóvenes. ¿Cuál es la situación actual de la gente de su edad en el mundo artístico?

Me imagino que habrá un poco de todo pero prácticamente todos los artistas jóvenes que conozco compaginan su labor artística con algún otro trabajo que le otorgue cierta estabilidad económica. Algunos se dedican a las enseñanzas artísticas y otros a cualquier otra cosa que no tiene nada que ver con su verdadera vocación. Yo, por ejemplo, trabajo como dependienta en una tienda. Sigue habiendo certámenes pero también hay muchos que desaparecen, otros que reducen sus premios, u otros como éste, que eliminan su dotación económica, así que no es fácil salir a flote dedicándose única y exclusivamente al arte.

¿Qué tiene su obra de especial?

Quizás esta pregunta no tenga que contestarla yo pero puede que guste porque resulta fácil de asimilar. Es agradable, alegre y colorista. Los temas son reconocibles y cotidianos.

¿Cómo definiría su estilo?

Mi pintura es figurativa y cercana al pop. La figura humana, en más ocasiones la femenina que la masculina, es casi siempre la protagonista. El carácter narrativo que busco mediante la disposición de los elementos lo acentúo con los títulos, a veces aclaratorios y otras desorientadores. El sentido del humor y la ironía me parecen aspectos imprescindibles. La moda, el cine y la música de décadas pasadas, desde los años 20 a los 80, son una fuente de inspiración para mí: revistas viejas, sellos de correos, carteles de cine, portadas de discos, anuncios de periódicos... También me gusta servirme de fotos familiares antiguas. Utilizo colores planos y vivos y esto, junto a la manera de tratar el dibujo, le da un toque 'naif' a mi obra.

¿Cómo empezó en este mundillo?

Siempre tuve claro que quería estudiar Bellas Artes. No recuerdo querer dedicarme a ninguna otra cosa. Desde bien pequeña prefería quedarme en casa pintando que salir a la calle. Una vez terminada la carrera en el País Vasco y de vuelta a Asturias empecé a conocer a gente relacionada con el mundo del arte. A raíz de la exposición en la sala Borrón empecé a exponer con más asiduidad y a sentirme un poco más dentro del circuito.

¿Sus obras son fruto de un estudio o más bien de la inspiración e improvisación?

Prácticamente siempre hay un estudio previo. Si se trata de un encargo comparto esas primeras ideas con el cliente y entre los dos llegamos a una solución. Si no es encargo tengo que ponerme de acuerdo conmigo misma, que a veces resulta más difícil. Antes sí era más espontánea y tomaba decisiones a medida que el cuadro avanzaba. Ahora me gusta más tenerlo todo pensado y bien atado antes de empezar a pintar.

¿Qué es lo que más le gusta retratar?

La figura humana es mi tema preferido, aunque hace algún tiempo lo combino con el mundo vegetal: plantas, flores, árboles y prados llenos de hierba muy verde que suelo dibujar hoja a hoja. Prefiero lo orgánico a lo geométrico.

¿Qué es lo más gratificante de su profesión?

El momento en que enseñas tu obra es emocionante. Me gusta conocer las opiniones e impresiones de los demás. Pero sin duda lo que más me gusta es pintar en sí. Empezar de cero y ver cómo avanza la obra. A veces, los resultados me sorprenden incluso a mí misma. Es muy divertido.

¿Y lo más duro?

No disponer del tiempo necesario para desarrollar mis proyectos. Es frustrante tenerlo todo en mente y no encontrar un hueco ni siquiera para empezar. Incluso teniendo una organización prácticamente matemática es imposible materializarlo. Echo muchísimo de menos pasarme el día pintando.

Una carrera de fondo

¿En qué proyectos trabaja?

Este 2014 fue muy productivo. A principios de este año empezarán a ver la luz los proyectos en los que estuve trabajando últimamente. He realizado unas ilustraciones para las cubiertas e interior del próximo libro que editará Libros de Kirlian y estoy realizando una serie de etiquetas para una marca de vinos asturianos. Además de la pintura tengo un proyecto musical, Los Bonsáis, y dentro de poco sacaremos un nuevo disco. Durante el verano estuvimos grabando las canciones, hace un par de meses me dediqué al diseño del artwork y ahora estamos dando los últimos retoques al videoclip. Antes de terminar un trabajo ya tengo la mente puesta en el siguiente así que no tardaré en comenzar algo nuevo.

¿Qué meta le gustaría alcanzar?

Me gustaría encontrar un equilibrio entre lo que me gusta hacer que es pintar y lo que debo hacer: trabajar. Que la pintura se convirtiese en mi profesión y mi medio de vida estaría muy bien, pero ahora mismo me conformo con sacar algo de tiempo para dedicarselo. Tengo asumido que es una carrera de fondo y que aún me quedan muchos pasos que dar y mucho que aprender. Prefiero ir poco a poco y valorar y disfrutar con reconocimientos como el de la Muestra. Espero que vengan muchos más.

 

Fotos

Vídeos