La cláusula suelo «es un límite que impide que la cuota de algunas hipotecas baje»

Numerosas personas acudieron a la charla de ayer en Llanes. /
Numerosas personas acudieron a la charla de ayer en Llanes.

Bastantes personas asistieron con sus créditos hipotecarios a la charla celebrada en Llanes para recibir información detallada de su caso

GUILLERMO FERNÁNDEZ

El gabinete jurídico Lex Asturias, gestionado por los abogados llaniscos Isabel Buj Gutiérrez y Claudio Alabau Hernández, ofreció en la tarde de ayer en la Casa de la Cultura de Llanes una charla informativa sobre la cláusula suelo en los créditos bancarios. La sesión contó con la presencia de un elevado número de personas interesadas. Muchas de ellas llegaron acompañados con su propia documentación para recibir una posterior información detallada y gratuita de cada caso.

Los abogados comentaron a los asistentes que la cláusula suelo representa «un límite, una barrera que impide que la cuota de determinadas hipotecas baje cuando desciende el euribor, que actualmente se encuentra bajo mínimos históricos». Por esa línea explicaron que las cláusulas suelo «están presentes en la mayoría de las hipotecas, incluso en casos que sin establecerlas las escrituras de préstamo se estaban cobrando 'por error', según la entidad bancaria».

Buj y Alabau adelantaron que el primer paso debe orientarse a «identificar si el crédito de cada uno contiene la cláusula suelo». Y a continuación optar por las vías de reclamación, «siendo la judicial la más efectiva». Tras detallar que una mala aplicación de la cláusula suelo por parte de la entidad bancaria puede suponer un sobrecoste mensual de «entre 150 y 200 » a quien solicitó el préstamo, aseguraron que una sentencia favorable llevaría aparejado «un ahorro en la cuantía mensual, la devolución de las cantidades con efectos retroactivos y la condena a costas a la entidad bancaria».

Los abogados, que llevan más de dos decenas sentencia favorables y tienen otras 70 pendientes, también detallaron el proceso de las reclamaciones con casos reales, alguno con la devolución de 8.000 euros.